El presidente Enrique Peña Nieto aseguró que la “única participación” que tendrá en el proceso electoral en marcha “será el primero de julio cuando vaya a ejercer mi derecho a votar”.

Entrevistado sobre la petición que le hizo públicamente Ricardo Anaya, candidato presidencial de la coalición Por México al Frente (PAN-PRD-MC), para sacar las manos del proceso electoral, misma que fue respaldada por un grupo de intelectuales, afirmó:

“No respondo a nadie, ni me voy a meter en este proceso electoral”.

Ante los señalamientos de Ricardo Anaya y diversos intelectuales sobre un uso faccioso de la Procuraduría General de la República con fines políticos, el presidente pidió a la prensa no engancharse.

“Lo que vamos a ver seguramente en este proceso electoral, propio de toda democracia, son los dimes y diretes de cada uno de los participantes y es normal y propio de todo proceso electoral lo que se diga, lo que se señale, lo que se posicione de parte de cada uno de los candidatos”.

Y dejó “muy claro” que como “presidente” no fijará posición ni tendrá “un posicionamiento para cada uno de los candidatos o lo que vayan diciendo en en esta carrera política, democrática.

“Me parece que este es el clima natural de todo proceso electoral, de todo proceso democrático y en donde,  a final de cuentas, lo que la sociedad estará evaluando es el decir, el posicionamiento, el actuar de cada uno de los candidatos y al final de cuentas llegar al día de la elección para tomar una determinación”, finalizó en el marco de su participación en el 29 Congreso Nacional de Ingeniería Civil.