Los senadores bajaron la cortina del periodo ordinario de sesiones, pero dejaron pendientes al menos seis reformas importantes y dos nombramientos, pese a que algunos temas son urgentes o ya venció su plazo constitucional para que el Congreso de la Unión las apruebe.

La Ley del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval), la Ley de la Fiscalía General de la República, la ley secundaria de transparencia, la reforma constitucional para desindexar al salario mínimo, la reforma política del Distrito Federal y la iniciativa de seguridad del presidente Enrique Peña Nieto se quedaron en el tintero, además de los nombramientos del fiscal anticorrupción y el fiscal electoral, que se atoraron por cálculos políticos.

La ley del Coneval se frenó pese a que por mandato constitucional debió de aprobarse en junio de este año.

Otra ley que por mandato constitucional debió salir del Congreso este año fue la secundaria de la Fiscalía General de la República, la cual se detuvo en el Senado por cálculos políticos.

La vicecoordinadora del PRD en la Cámara alta, Dolores Padierna, destacó que con la minuta proveniente de la Cámara de Diputados se le da la oportunidad al procurador general de la República, Jesús Murillo Karam, de ser el fiscal general de la República hasta el 2023, posición a la cual se opuso el PRD porque Murillo es uno de los personajes más cuestionados por el caso Ayotzinapa.

Y yo quiero ser muy sincera, hubo molestia del PRI porque no quisimos aprobar la Fiscalía General de la República que establecía la elección o el nombramiento de Jesús Murillo Karam hasta el 2023, sin analizar las circunstancias en las cuales atraviesa el país, sin sentir que lo que la sociedad está exigiéndole a las instituciones era un sinsentido aprobar algo de esa naturaleza , expresó.

A la par de esta ley, el PAN y el PRI en el Senado frenaron los nombramientos de los fiscales anticorrupción y electoral pese a que hubo 32 candidatos para el primer puesto y un aspirante que ya había obtenido las simpatías de las tres principales fuerzas políticas para convertirse en el titular de la Fepade, Santiago Nieto.

El coordinador del PAN, Jorge Luis Preciado, advirtió que el fiscal anticorrupción no podría ni sacar las copias , pues no tenía facultades legales fuertes para actuar en contra de los actos de corrupción, por eso su partido frenaría el nombramiento.

La ley secundaria en materia de transparencia, que obligaba a la rendición de cuentas a los partidos políticos, a los sindicatos y a los fideicomisos, entre otras disposiciones que abonarían a la lucha contra la corrupción, se detuvo en la Cámara alta, pese a que la redacción la hicieron senadores del PRI, PAN, PRD y PVEM.

Mientras que el lunes, último día de sesiones del periodo ordinario, la falta de consensos frenó la reforma política del Distrito Federal y la reforma constitucional para desindexar al salario mínimo.

La iniciativa del presidente Enrique Peña Nieto no tuvo el aval para salir de manera urgente, por lo que los senadores plantearon que en febrero del 2015 le darán una respuesta al mando único policial estatal y a la intervención de la Federación en los municipios en los que permea el crimen organizado.

DIPUTADOS SE VAN DE VACACIONES

La Cámara de Diputados clausuró sus trabajos correspondientes al primer periodo de sesiones ordinarias del tercero y último año de ejercicio de la 62 Legislatura del Congreso de la Unión, sin concretar la abultada agenda de pendientes legislativos.

Los diputados federales ya se fueron a disfrutar de sus vacaciones decembrinas y regresarán hasta el 1 de febrero, cuando iniciará el siguiente periodo ordinario, toda vez que no hubo acuerdo para convocar a un periodo extraordinario de sesiones.

Las reformas en materia de combate a la corrupción, seguridad pública y justicia, así como la reglamentación correspondiente a los salarios de los servidores públicos y los cambios constitucionales sobre disciplina financiera por parte de estados y municipios forman parte del cúmulo de temas que no se aprobó por falta de acuerdos.

La reforma política del DF, tema impulsado por el PRD y cuya columna vertebral tiene que ver con dotar a la capital de la República de su propia Constitución, ni siquiera llegó a San Lázaro, porque los senadores no alcanzaron el consenso para su concreción. A manera de mero formalismo, pero con posibilidades casi nulas en el terreno de la realidad, la Junta de Coordinación Política de la Cámara baja, el máximo órgano de gobierno interno en San Lázaro, se reunió para analizar la conveniencia de convoca a un periodo extraordinario de sesiones durante la segunda quincena de enero próximo, a fin de intentar concretar los pendientes.

En todo caso, el periodo extraordinario tendría que convocarse para la segunda quincena de enero del 2015, siempre y cuando se alcancen los acuerdos indispensables en algunos de los temas, particularmente para la construcción del sistema nacional anticorrupción, anticipó José Isabel Trejo Reyes, coordinador del grupo parlamentario del PAN.

Finalmente, el zacatecano reprochó que la Cámara de Senadores haya finalizado sus trabajos sin votar.

[email protected]