La Cámara de Diputados castigó presupuestalmente a 16 de sus 56 comisiones ordinarias al quitarle los miles de pesos que manejaban hasta el año pasado.

Las presidencias de esas comisiones, entre ellas algunas importantes como Gobernación y Seguridad Pública, recibían casi 500,000 pesos mensuales en el 2016, aunque este año ya no tendrán ni un solo peso.

Al cerrarle la llave de recursos a esas 16 comisiones, la Cámara Baja pretende ahorrar 3 millones 307,432 pesos mensuales. Sin embargo, el resto de las 40 comisiones ordinarias tendrán un presupuesto conjunto de 3 millones 880,646 pesos cada mes.

De acuerdo con el oficio DGF/LXIII/599/2017 de la Dirección General de Finanzas de la Cámara, las comisiones que en el 2017 ya no reciben presupuesto son: Asuntos de la Fronteras Norte; Asuntos de la Frontera Sur; Ciencia y Tecnología; Comunicaciones; Transparencia y Anticorrupción; Desarrollo Social; Federalismo; Desarrollo Rural; Energía; Gobernación; Infraestructura; Jurisdiccional; Presupuesto; Seguridad Pública; Trabajo y Turismo.

Aunque lo anterior es una muestra de austeridad presupuestal por parte de la Cámara de Diputados, ésta no definió a dónde destinará los más de 3 millones de pesos mensuales que dejará de proporcionar a las 16 comisiones ordinarias.

Además que el presupuesto anual del recinto legislativo de San Lázaro es ligeramente mayor al del año pasado: en el 2016, la Cámara Baja tuvo un presupuesto de 7,559 millones 432,185 pesos, y en el 2017 ejerce 7,629 millones 432,185 pesos; 70 millones más que en 2016.

En tanto, el oficio DGF/LXIII/599/2017 también revela que las 40 presidencias de comisiones que seguirán recibiendo recursos cada mes durante el 2017 tendrán una disminución de sus ingresos respecto del 2016.

Por ejemplo, la comisión de Agricultura ya no recibirá los 432,000 pesos mensuales del 2016, y ahora sólo manejará 216,000 pesos; la comisión de Agua Potable ya no tendrá los 733,057 pesos del año pasado, y quedará sólo con 21,800 pesos mensuales.

La Comisión de Asuntos Indígenas que recibió 432,000 pesos mensuales durante el 2016, este año únicamente tendrá 127,676 pesos al mes; Asuntos Migratorios dejará de percibir los 434,000 pesos del 2016, y ahora sólo contará con 216,000 pesos.

La Comisión de Atención a Grupos Vulnerables también tendrá una caída importante en sus ingresos, al pasar de 360,000 pesos mensuales a sólo 36,000 pesos, lo mismo que Competitividad, que pasará de 408,822 pesos a 8,880 pesos mensuales. La Comisión de Cultura ya no tendrá los 420,166 pesos al mes, sino sólo 5,940 pesos. Asimismo, la Comisión de la Ciudad de México dejará de percibir 413,898 pesos mensuales y ahora sólo contará con 133,400 pesos.

La Comisión de Educación también verá una merma, al dejar de percibir 151,260 pesos, y ahora sólo contará con 9,456 pesos. La Comisión de Juventud tendrá una severa caída de ingresos, porque ya no manejará 590,328 pesos, sino únicamente 179,388 pesos cada mes.

En contraste, la Comisión de Deporte que el año pasado no tuvo ministraciones mensuales, ahora la Cámara de Diputados le destinará 137,000 pesos. La presidencia de la Comisión de Derechos de la Niñez aumentará sus recursos de 18,424 pesos a 247,821 pesos en este año.

La Cámara de Diputados decidió no disminuir financieramente a su Comisión de Relaciones Exteriores por la coyuntura que representa este año el nuevo gobierno de Donald Trump, por lo que esa comisión tendrá un aumento de 99,774 pesos a 241,355 pesos mensuales.

La pelea por la bolsa

Cabe destacar que, cada tres años, al inicio de cada Legislatura tanto en el Senado como en la Cámara de Diputados , hay una lucha entre legisladores y partidos por el reparto de presidencias de comisiones.

Los recursos que reciben las comisiones son administrados a discreción por el presidente o presidenta de cada comisión, y la ley orgánica de las Cámaras del Congreso establecen que deberán ser destinados a la realización de encuentros de diálogo con la ciudadanía, foros, visitas y cualquier actividad que sea necesaria para la función de los legisladores federales.

jmonroy@eleconomista.com.mx