Los magistrados del tribunal electoral confirmaron resoluciones mediante las cuales se declararon infundadas quejas en contra del presidente Felipe Calderón, en los casos conocidos como Royal Tour y The New York Times.

El PRI y el Partido Verde impugnaron el acuerdo del IFE que declaró infundado el procedimiento contra el Presidente por la difusión del programa México: The Royal Tour.

La participación de los elementos del Estado Mayor Presidencial se dio en el marco de la seguridad del ciudadano Felipe de Jesús Calderón Hinojosa en su calidad de Presidente, lo cual está permitido conforme a lo previsto en los artículos 2, 3 y 4 del Reglamento del Estado Mayor Presidencial .

También se argumentó en el Tribunal que hubo un contrato de licencia celebrado entre una televisora y una empresa productora para la transmisión y difusión del programa, en el cual no se advierte que esté signado o suscrito por algún ente público adscrito al Poder Ejecutivo federal o por el propio Presidente .

Se estima infundado el agravio relativo a que la autoridad responsable (el IFE) perdió de vista que el acto aparentemente turístico tomó tintes de propaganda electoral y que fueron precisamente esos tintes los que ocasionaron que se esté utilizando todo el aparato gubernamental desde la Presidencia .

Además, se consideró infundado que Luisa María Calderón, hermana del Mandatario, adquirió tiempos en televisión de manera indebida y no solicitó voto para ninguna candidatura.

En el caso de las declaraciones del Ejecutivo al diario estadounidense, se estimó que la decisión del IFE es adecuada y se definió: La ponencia propone tener por infundadas tales alegaciones .

[email protected]