El presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), Arturo Zaldívar Lelo de Larrea, afirmó que la presidencia del magistrado José Luis Vargas Valdez en el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), ya no es viable, por lo que debe hacerse a un lado para que se retome el canal institucional del organismo electoral.

En conferencia de prensa presencial, el ministro presidente de la Corte negó que exista un “veto” suyo al magistrado Reyes Rodríguez Mondragón para que ocupe la presidencia del Tribunal. “No hay veto para el magistrado Reyes”, sostuvo.

También negó que el presidente Andrés Manuel López Obrador esté impulsando la presidencia de la magistrada Janine Otálora Malassis.   

“Esto es absolutamente falso, lo único que me comentó el presidente (en la reunión que sostuvieron ayer jueves) es que él respetaba la decisión que se tomara en el seno del Poder Judicial de la Federación, ha sido respetuoso, contra lo que se cree, de las decisiones del Poder Judicial. No manifestó juicio alguno”, resaltó.

En ese sentido, el ministro Zaldívar Lelo de Larrea sentenció que la presidencia de José Luis Vargas ya no es viable, por lo que debe hacerse a un lado para que el Tribunal retome su institucionalidad.

“La presidencia del magistrado José Luis Vargas ya no es viable, no hay condiciones para que él siga en el cargo que él dice que sigue ostentando y me parece que con realismo y responsabilidad debería dar un paso al lado y permitir que se retome el canal de institucional por el tribunal, y que la mayoría decida quién debe ser la presidenta o presidente del tribunal. Es momento de anteponer cualquier visión personal, al bien del país, de la justicia electoral”, planteó.

Le hago una exhortación respetuosa a que tome una decisión con altura de miras, con responsabilidad y con realismo”, enfatizó.

Zaldívar reiteró que “ya no hay condiciones (para Vargas Valdez) cuando tiene este rechazo expreso de cinco de los integrantes del tribunal”.

Acerca de la reunión que sostuvo ayer con los magistrados Felipe de la Mata Pizaña; Janine Otálora, Reyes Rodríguez; Indalfer Infante y Felipe Fuentes Barrera, el ministro presidente de la Corte explicó que los recibió a solicitud de ellos, pero no tiene atribuciones para intervenir en este conflicto salvo por un medio de defensa. Sin embargo, indicó que los magistrados le pidieron que fuera un mediador.

“Yo estimo que los magistrados están en un ánimo muy constructivo de superar este entorno complicado y a partir de ahí ir legitimando al tribunal de mejor manera”, expresó, al admitir que el Tribunal “está muy desprestigiado y deslegitimado por estos conflictos internos”.

Finalmente, no obstante el exhorto que le hizo a José Luis Vargas, el ministro Arturo Zaldívar Lelo de Larrea dijo que sí recibirá al magistrado, como también a la magistrada Mónica Soto, quien es la única que ha respaldado a Vargas.

jorge.monroy@eleconomista.mx