El candidato de la coalición Por México al Frente Ricardo Anaya Cortés afirmó que con un gobierno honesto y las leyes adecuadas se podrá acabar la corrupción en un sexenio.

“Sí podemos acabar con la corrupción en México, quiere decir que, con la voluntad política, con las leyes adecuadas, y con un gobierno honesto, en un sexenio, limpiamos a México de corrupción y yo estoy convencido de que lo vamos a lograr”, indicó en el marco de un mitin realizado en la ciudad de Torreón, Coahuila.

En este sentido, el candidato frentista afirmó que México, en caso salir victorioso el próximo 1 de julio, “no habrá intocables”.

Anaya reiteró sus propuestas de modificar el artículo 108 constitucional con el sentido de que un presidente pueda ser juzgado incluso durante el ejercicio de su mandato, además de buscar la erradicación del uso de efectivo en transacción gubernamentales; impulsar la muerte civil a los funcionarios que hayan cometido actos de cohecho y crear una fiscalía autónoma.

Jóvenes buscan empleo "como pueden y con lo que pueden"

En otro tema, el candidato presidencial por el PRD, PAN y MC, aseguró que la gran demanda de empleos por parte de los jóvenes está provocando que los salarios sean cada vez más bajos.

“¿Qué está pasando con todos estos jóvenes?, Muchos se contratan como pueden y con lo que pueden, y muchos otros, no están ni estudiando, ni trabajando, y eso es una auténtica bomba de tiempo para nuestro país”, dijo.

El candidato frentista precisó que la solución para atraer el empleo y contratar al millón 200,000 jóvenes que buscan empleo y que no lo encuentran ya que sólo se generan unos 750,000 “aún contando los empleos informales”, es que el gobierno federal invierta en el tema y apoye a los empresarios.

“Los empresarios sí están cumpliendo en lo que les corresponde, los empresarios están cumpliendo en lo que les corresponde… quien no está cumpliendo la parte que le toca, es el gobierno”, señaló.

Anaya refirió que si bien han bajado los ingresos petroleros, en comparación con la administración anterior, los impuestos a los empresarios han aumentado desde el 2013, por lo que el balance general apunta a que en los últimos seis años el gobierno federal tuvo “más dinero”.

En este sentido, Anaya Cortés se pronunció a favor de reducir la carga impositiva a las empresas con el objetivo de incentivarlas.

“Ya estuvo bueno de estarle subiendo los impuestos a los empresarios y pensar, que lo que hay que hacer es simplemente recaudar más. Lo que necesitamos es que la economía crezca”, enfatizó.

Asimismo Anaya aseveró que uno de los primeros pasos para que la economía nacional crezca es acabando con la corrupción, con el objetivo de que se empiecen a reducir las brechas de desigualdad en México.

“Cuando hay tanta desigualdad, cuando alguien está en el decil más alto de ingresos, quienes tienen más dinero, reciben un recurso adicional, no modifican su patrón de gasto, es decir, reciben dinero adicional, lo ahorran.

“En cambio, quienes tienen menos ingresos, cuando reciben dinero adicional, lo gastan, por eso, necesitamos reducir la desigualdad, si queremos que la economía crezca más rápido”, apuntó.

Finalmente Anaya destacó que con las leyes adecuadas y un gobierno honesto “en un sexenio limpiamos a México de corrupción y yo estoy convencido de que lo vamos a lograr”. 

hector.molina@elconomista.mx