El colectivo Seguridad Sin Guerra pidió nuevamente a los ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación dejar sin efectos la Ley de Seguridad Interior, atendiendo los argumentos que dieron dos jueces que otorgaron amparos ante la norma.

“Mediante tres sentencias de amparo, los jueces federales Fernando Silva García, juez octavo de Distrito en Materia Administrativa, y Karla María Macías Lovera, jueza novena de Distrito del Estado de Guanajuato, afirman que la Ley de Seguridad Interior, por el sólo hecho de existir, amedrenta los derechos de las mexicanas y los mexicanos y les inhibe en el ejercicio de sus derechos, aun sin que exista un acto concreto de aplicación”, precisó el colectivo de las ONG.

Las organizaciones abundaron que en la sentencia del juez Silva García se explica que, de acuerdo con la interpretación del artículo 26 de la Ley de Seguridad, no se necesitará una declaración especial para ejercer acciones de protección a la seguridad interior, como anteriormente alertó el colectivo.

Ante este panorama, las más de 300 organizaciones civiles reconocieron, en primera instancia, la actuación de los jueces que otorgaron los amparos al tiempo que señalaron que hay una cantidad histórica de recursos interpuestos contra la norma que deben ser atendidos.

“Solicitamos nuevamente a las ministras y ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación que defiendan el orden constitucional y declaren la inconstitucionalidad de la Ley de Seguridad Interior en todos sus preceptos, al momento de resolver los recursos que han admitido”, indicaron.

Asimismo, las ONG enfatizaron que, hasta el momento, los candidatos a la Presidencia de la República no se han pronunciado de manera directa sobre el rechazo a la Ley de Seguridad, por lo que los instaron a analizar los argumentos expuestos por los jueces para otorgar los amparos.

“Exhortamos enérgicamente a quienes aspiran a la Presidencia y al Poder Legislativo a que conozcan las graves advertencias que hacen la jueza y el juez en sus sentencias”, refirieron.