Luego que el periodista Héctor de Mauleón fuera amenazado de muerte en redes sociales, la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) llamó a las autoridades a realizar una investigación pronta y efectiva para dar con el origen de la misma.

Lo anterior, con el fin de evitar la comisión de un hecho de difícil o imposible reparación, así como dar con los responsables y llevarlos ante la justicia, para que reciban el castigo que en derecho corresponde .

A través de un video difundido en redes sociales, una persona disparó seis veces a una fotografía del periodista colocada en una silueta utilizada para las prácticas de tiro.

De Mauleón no es la primera vez que recibe amenazas de muerte sin que a la fecha se tenga conocimiento que las autoridades hayan dado con los responsables.

El organismo nacional manifestó que las agresiones a periodistas a través de las redes sociales, se suman a otras acciones que coartan la libertad de expresión.

Tales como demandas judiciales, atentados contra instalaciones de los medios informativos y bienes de periodistas, robo a oficinas, el manejo discrecional de la publicidad oficial, negativa de acceso a diversos actos públicos, despojo o retención de equipos de trabajo, obligarlos a borrar el material gráfico que obtuvieron o para difundir materiales para atacar a personas o grupos contrarios, desacreditación profesional y espionaje , enumeró.

Dijo que todos los hechos delictivos deben ser investigados y castigados de acuerdo a la ley, y reiteró que todas las vidas son igual de valiosas sin importar la ocupación o actividad profesional de las víctimas.

Sin embargo, manifestó que cuando se ataca a un periodista trasciende de las víctimas directas a la sociedad en su conjunto, ya que al vulnerarse la libertad de expresión también ocurre lo mismo con los derechos a la libertad de pensamiento e información .

En este sentido, la CNDH llamó a las autoridades a investigar los ocho asesinatos de periodistas en lo que va del año, poniendo atención en los elementos relacionados con el trabajo de la víctima.