El mes de enero cerró con 314 muertes por influenza y 2,994 casos registrados. La segunda y cuarta semana fueron los periodos en donde se detectaron la mayor cantidad de casos, con 877 y 840, respectivamente. La Secretaría de Salud se ha negado a emitir una alerta nacional, pues según sus cifras el número de casos es 60% menor que lo registrado en el periodo 2011-2011.

Cabe mencionar que en el 2009, se emitió alerta ya que el contagio se había extendido. Incluso la Organización Mundial de la Salud instaló un comité de emergencia para enfrentar la epidemia de influenza en México. El organismo ubicó en el nivel tres la alerta de pandemia (cuando hay existencia de un virus gripal animal o un virus reagrupado humano-animal que ha causado casos esporádicos o pequeños conglomerados de casos humanos, pero no ha ocasionado una transmisión de persona a persona suficiente para mantener brotes a nivel comunitario ).

El 25 de abril de ese año, la OMS declaró pandemia potencial, una situación muy grave, cuya evolución era impredecible.

En aquel año, la Secretaría de Salud emitió alerta nacional al registrarse 20 muertes por influenza en las primeras tres semanas de abril, algo que consideró inusual. Varios de los afectados tenían entre cinco y 45 años de edad, considerados poco vulnerables.

De acuerdo con las cifras de la Secretaría de Salud ,en la actual temporada invernal se han registrado 2,994 casos, cifra menor que la presentada en la temporada 2011-2012, que fue de 7,258.

Es de resaltar que del total de casos registrados (2,994), 2,544 son AH1N1; 144 por AH3N2; 47 por B y 259 a otros tipos.

De los 314 fallecimientos confirmados en el mes de enero, 181 fueron corroborados por instituciones que pertenecen a la Secretaría de Salud federal; 111, por el IMSS; 20, al ISSSTE, y dos más en otras instituciones.

Según las cifras de la dependencia federal, el mayor número de muertes se ha registrado en la segunda semana de enero, al contabilizar 128.

La dependencia informó que para el tratamiento de influenza, el Sistema de Salud dispone de una reserva de casi 1.3 millones de tratamientos del antiviral oseltamivir. Las recomendaciones que ha hecho es lavado de manos frecuente con agua y jabón o alcohol gel; estornudo de etiqueta (ángulo del brazo y antebrazo); acudir al médico en caso de presentar fiebre, malestar general y síntomas respiratorios; no automedicarse; vacunarse si se encuentra dentro de los grupos de riesgo (niños de seis meses a cinco años de edad, personas mayores de 60 años, mujeres embarazadas en cualquier trimestre del embarazo, personal de salud, personas de entre 20 y 59 años de edad que padezcan obesidad, diabetes, enfermedades cardiovasculares, VIH/sida o inmunocomprometidas).

jose.reyes@eleconomista.mx