La s egur idad pública es un tema que ha acaparado la atención de diferentes actores políticos en los últimos días. Analistas consultados por El Economista coinciden en que el debate del rubro se ha puesto sobre la mesa anticipadamente entre los actuales presidenciables, en comparación con el proceso del 2012.

Para el investigador del ITAM, Vidal Romero, que el debate sobre inseguridad se dé tiene ambos lados de la moneda: negativo y positivo.

Va a ser un tema fundamental. La parte para bien es algo muy grave que está sucediendo en el país y es algo que se debe discutir... La parte negativa es cómo tradicionalmente hemos discutido el problema en campaña, que ha sido prácticamente repartiendo culpas; gobernadores y alcaldes echándole la culpa a la Federación, cuando realmente es un problema en principio local, casi todos los crímenes tienen un origen local y legalmente le correspondería a ellos atenderlo , opina.

A mediados de marzo, en la ciudad de Washington, el líder de Morena y aspirante presidencial, Andrés Manuel López Obrador, avivó la discusión después de afirmar que se debería cuestionar a las Fuerzas Armadas sobre la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa.

Días después, López Obrador habría de recular para decir que las Fuerzas Armadas estaban con él, no obstante, durante días, diversos actores expresaron su rechazo a esa posición.

La cuestión del Ejército, de López Obrador y las propuestas que él ha hecho para enfrentar el problema... son un tema central del debate. (Está también) el caso de Margarita (Zavala) que le cuestionan qué piensa o cómo valora la política iniciada por su esposo, y ella da las respuestas que puede , asegura José Antonio Crespo (CIDE).

Se está hablando más del tema (de la inseguridad) de lo que se habló en la campaña del 2012 , indica el investigador del Centro de Investigación y Docencia Económicas.

Considera que hasta ahora el tabasqueño puede sacar la mejor parte del debate, pues opina que sus propuestas, sin importar sean viables o no, para muchos son atractivas.

En tanto, Vidal Romero considera que el debate sobre el Ejército seguirá siendo puesto en la mesa por el tricolor, aunque los presidenciables de otros partidos tratarán de evitarlo porque no es políticamente correcto hablar mal del Ejército. López Obrador lo hizo y lo está pagando .

El debate en los estados

Lo ideal para estos momentos sería que los candidatos a gobernador para los tres estados que elegirán cabeza del Ejecutivo local, en especial en el Estado de México, hubieran ya difundido sus posturas y propuestas para acabar con la inseguridad, no obstante, puede que todo termine en acusaciones solamente, manifiesta el especialista del ITAM, Vidal Romero.

En la entidad, (Alfredo) del Mazo (PRI), el candidato del PRD (Juan Zepeda), Delfina (Gómez, Morena), Josefina (Vázquez Mota, PAN); ella no, pero los otros tres (aspirantes) ya han tenido alguna experiencia en el gobierno, ya nos pueden decir qué hicieron y qué no hicieron en el tema de seguridad, ya se podrían evaluar, pero muy probablemente todo termine en aventarse culpas , indica el investigador.

En tanto, Antonio Crespo del CIDE percibe que el PRI es el más afectado por el tema de la inseguridad en las entidades de la República, además de los presuntos actos de corrupción de sus gobernadores, que ha trascendido en los últimos meses.

Esto le está pesando al PRI y por eso está en dificultades en el Estado de México, no tiene seguro el triunfo, no lo tiene fácil, a lo mejor ni si quiera lo consigue, y es consecuencia de todo eso y por supuesto si el PRI está en tercer lugar en las encuestas hacia el 2018, es en buena parte por ese motivo .