Alejandro Martí, presidente de México SOS, dijo que la cifra negra ha sido el indicador que comprueba que los ciudadanos preferimos aceptar el agravio en contra de nuestra integridad y patrimonio a presentarnos ante la justicia .

Los ciudadanos hemos aceptado ser victimizados y no recibir justicia.

Hemos renunciado a nuestro derecho a ser defendidos por el Estado ante la criminalidad; aceptamos una cuota de dolor y de desamparo como si fuese un hecho irreversible , indicó.

Esto, señor Presidente -añadió-, es inconcebible; a todas luces inaceptable.

Durante la inauguración del Foro Seguridad y Justicia, al que asistió el presidente Felipe Calderón, el representante de México SOS dijo que como sociedad civil no podemos perder la capacidad de indignación, no podemos dejar de indignarnos por la muerte de estudiantes o el asesinato de jóvenes .

Pidió no aceptar la incapacidad de quienes están obligados a dar seguridad. Recordó que la reforma al sistema de justicia penal establece un plazo de ocho años para su funcionamiento.

Sin embargo, desde hoy se avizoran otros desafíos relacionados con el hecho de determinar si las estructuras operativas tienen la capacidad, preparación y voluntad para producir esos cambios .

El presidente Calderón consideró que la reforma de justicia será inútil si no se transforman los cuerpos encargados administrarla.

... si sigue habiendo corrupción en los cuerpos ministeriales, policiacos o judiciales, de nada servirá que se cambie ese sistema de justicia.

política@eleconomista.com.mx