La tasa de delitos totales por cada 100,000 habitantes registrada en el 2015 es la más baja desde 1997, mientras que el 2014 registró la tasa de homicidios más baja en seis años, la cual está incluso por debajo de los niveles que se presentaron entre 1990 y 1995, afirmó la Secretaría de Gobernación.

En el informe Avances en la política de seguridad que remitió al Senado, el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, destaca que la tasa de incidencia delictiva total por cada 100,000 habitantes reportada durante el 2015 es la más baja desde que inició su registro en 1997, y refleja una reducción de 15% respecto del año 2012, cuando dejó la presidencia Felipe Calderón.

Hay, en consecuencia, 1,240 delitos por cada 100,000 habitantes, mientras que en 1997 la cifra fue de 1,534 y en el 2012, llegó a 1,457.

Además, la tasa de 16.4 homicidios por cada 100,000 habitantes en el 2014 representa una caída de 27% respecto del 2012, cuando la cifra fue de 22 homicidios.

En ese sentido, la tasa de homicidios es menor a la registrada en países como Honduras (90.4), Venezuela (53.7), y El Salvador (41.2), entre otros, afirmó.