El IFE no defiende el triunfo de nadie; el PRI se defiende solo , dijo el presidente de ese órgano electoral, Leonardo Valdés, y negó omisiones o cualquier tipo de apoyo al tricolor.

Garantizó que el Instituto Federal Electoral (IFE) no ha cerrado el caso Monex y que en el supuesto de que se comprobara el uso de recursos ilegales en la campaña del tricolor, el partido será sancionado conforme a la ley y puso como ejemplo el caso del PAN en el 2000, cuando el IFE detectó un doble fondeo desde la organización Amigos de Fox a la campaña presidencial de Vicente Fox. Se impusieron las sanciones correspondientes , recordó.

En conferencia de prensa respondió a los líderes del PAN, Gustavo Madero, y del PRD, Jesús Zambrano, que no se ha cerrado el caso Monex, sino que la Unidad de Fiscalización de ese Instituto tiene plazos legales para dar resultados máximo el 30 de enero del 2013.

Cuestionado sobre si la Unidad de Fiscalización logrará detectar la eventual comisión de delito de lavado de dinero, puntualizó: No debemos, en temas tan delicados y tan importantes, adelantar vísperas, hay que darle el espacio a la Unidad Técnica para que ejerza sus facultades con plena autonomía y cuando termine sus investigaciones, rendirá cuentas .

Afirmó que el IFE no es rehén de ningún partido y que las investigaciones determinarán si el PRI merece o no una sanción que puede ser económica o sanción pública.

Un no rotundo, por supuesto que no. El asunto de la queja respecto del caso Monex está abierto, la Unidad de Fiscalización está realizando sus investigaciones y cuando tenga la evidencia suficiente para poder ofrecer un proyecto de resolución al Consejo General, así lo hará , dijo Valdés.

Recordó que las quejas del PAN y PRD fueron presentadas en junio y las solicitudes de información del instituto electoral al SAT para acceder al secreto bancario tienen plazo de 30 días hábiles para recibir respuesta.

[email protected]