El Consejo General del Instituto Federal Electoral (IFE) aprobó ayer que partidos políticos y la propia autoridad electoral asumirán compromisos específicos orientados a proteger las campañas federales del dinero ilícito y el crimen organizado. Las propuestas del PAN sobre aplicación de controles de confianza quedaron fuera.

El acuerdo, avalado por unanimidad de los consejeros del IFE, plantea transparentar la trayectoria de los aspirantes, promover mayores medidas de control de ingreso y gasto, desalentar el uso de efectivo en transacciones ligadas a la campaña y el intercambio de información con autoridades gubernamentales.

El IFE, en voz de su presidente Leonardo Valdés, destacó que es responsabilidad de cada partido la selección de candidatos con honorabilidad. Ni el gobierno realiza fiscalización de partidos ni el IFE es el Ministerio Público, indicó el Consejero.

Fue así que el acuerdo de blindaje buscará sólo fortalecer las condiciones de legalidad, transparencia, rendición de cuentas y control interno de los partidos .

Los institutos políticos, entonces, asumen el compromiso de no difundir propaganda que haga apología del odio nacional, racial o religioso, que constituya incitaciones a la violencia o cualquier otra acción ilegal contra cualquier persona o grupo.

Asimismo, los partidos deberán maximizar el principio de publicidad y transparencia hacia la sociedad respecto de la trayectoria profesional de las personas que aspiren a una precandidatura o candidatura, así como de las operaciones financieras que realicen en precampañas y campañas.

Los institutos asumen el compromiso de instrumentar medidas de control interno para revisar y conocer las fuentes de ingreso y destino del gasto de sus aspirantes y estructuras partidistas nacional, local, distrital o municipal.

Tendrán que informar a la Unidad de Fiscalización del IFE la identidad de aportantes en dinero y de los propietarios de los bienes recibidos en especie, así como el origen y flujo de dinero en efectivo. Además, entregarán un listado de personas políticamente expuestas.

En tanto, el IFE intercambiará información con el gobierno federal para detectar zonas y situaciones de riesgo, para proteger y garantizar la integridad de las actividades del proceso electoral federal 2012, como son las actividades de campaña, la seguridad de precandidatos y candidatos, así como el desarrollo de la jornada electoral del 1 de julio.

La representación del PAN, que planteó en su momento pruebas de polígrafo y toxicológicas para los aspirantes, consideró que el documento presentado era insuficiente.

MEDIDAS DEL IFE

Visitas sorpresa de la Unidad de Fiscalización del IFE a los actores políticos durante las precampañas y las campañas presidenciales, para supervisar sus gastos.

Entregar a instancias hacendarias listados de personas que sean consideradas como políticamente expuestas , para su supervisión fiscal.

Los ingresos en efectivo y en especie que reciban los partidos por cualquiera de las modalidades de financiamiento deberán registrarse contablemente.

[email protected]