Juan Armando Hinojosa Cantú, director de Grupo Higa, ha llamado la atención de The Wall Street Journal, quien este jueves publicó un artículo en donde muestra más nexos con el gobierno federal, encabezado por Enrique Peña Nieto.

La atención de este escándalo se centraba en los contratos que obtuvo Hinojosa cuando Peña Nieto era gobernador del Estado de México y en la participación del contratista en un proyecto para construir un tren de alta velocidad que el gobierno federal canceló en noviembre después de que rivales dijeron que el proceso había sido apresurado. Pero según la información de la nota Crece el escrutinio de los lazos entre Peña Nieto y empresario inmobiliario de The Wall Street Journal hay más.

El Wall Street Journal tuvo acceso a documentos públicos que indican que grupo Higa obtuvo un proyecto de 460 millones de dólares para un nuevo museo en la ciudad de Puebla y la participación de Hinojosa en un contrato por 3,400 millones de dólares para construir el acueducto más extenso de América Latina.

El holding de Hinojosa, Grupo Higa SA, incluye también varios proyectos de autopistas, un plan sin licitación para remodelar el hangar presidencial en el aeropuerto de Ciudad de México y acuerdos para trasladar funcionarios del gobierno en aviones privados, según documentos públicos. Otra de sus empresas forma parte de un grupo que planea presentarse a licitación para construir un nuevo aeropuerto en la capital por 9,000 millones de dólares.

El Presidente Enrique Peña Nieto, ha bloqueado pedidos de la oposición para que se investiguen las acusaciones de conflicto de intereses en torno a la mansión y otros casos relacionados con el empresario dueño de Grupo Higa, gracias a que tiene una mayoría en el Congreso. El mandatario no había divulgado la existencia de la casa ni su propiedad, pero fue revelada por un equipo de periodistas en México, agregó la nota del Wall Street Journal.

El rotativo estadounidense señala que el propietario de Grupo Higa, Juan Armando Hinojosa está en el centro de un escándalo político que está sacudiendo el gobierno de Peña Nieto conforme surgen interrogantes sobre la relación entre ellos y si hubo favoritismo en la concesión de contratos que valen cientos de millones de dólares.

La Cámara de Diputados acordó el martes formar una comisión para investigar el contrato del tren bala de 3,700 millones de dólares, que fue cancelado días después de que fue otorgado a un consorcio encabezado por China Railway y que incluía a Constructora Teya SA, una filial de Grupo Higa. Varios senadores de la oposición solicitaron a la contraloría que investigue todos los contratos que obtuvieron las empresas de Hinojosa a partir de 2010.

FOTOGALERÍA: La casa de Angélica Rivera en Lomas de Chapultepec

Cuando Peña Nieto era gobernador del estado de México, entre el 2005 y 2010, unidades de Grupo Higa participaron en la construcción de hospitales, autopistas y una prisión. Los lazos entre el político y la familia Hinojosa se consideran cercanos, detalló la información de diario estadounidense.

A finales de 2007, Peña Nieto asistió a la boda del hijo de Hinojosa Cantú, Juan Armando Hinojosa García. Cuando el hijo falleció en un accidente de helicóptero en 2012, Peña Nieto y su esposa fueron al funeral. El vocero de Peña Nieto dijo que a lo largo de su carrera, (él) ha entablado relaciones cordiales y de respeto con múltiples actores políticos, sociales y empresariales. Este es uno de esos casos . Informó la investigación del periódico de Nueva York.

La presidencia señaló la semana pasada que otra casa de lujo que es propiedad de Hinojosa fue alquilada por el asesor legal de Peña Nieto como oficina durante la campaña presidencial y durante su periodo como presidente electo.

Luego de que Peña Nieto asumió la presidencia, las empresas de Hinojosa han obtenido otros grandes contratos. Su empresa Concretos y Obra Civil del Pacífico SA tiene una participación de 37.5% en un grupo que ganó los derechos para suministrar agua a Monterrey durante los próximos 50 años, según documentos públicos.

El Wall Street Journal detalla que estos escándalos han dañado la imagen del presidente. Una encuesta de esta semana reveló que el índice de aprobación de Peña Nieto cayó a 39%, el menor nivel para un líder mexicano en casi dos décadas.

Con información de The Wall Street Journal

RARL