A diferencia de lo que sucede en una buena parte del país, en el estado­ de Hidalgo no existe una ley que fomente la participación de las organizaciones civiles en la vida pública del estado. A algunos quizá esto les parezca un asunto menor, pero no lo es.

El hecho de que no estén reconocidas en la normatividad local las excluye de recibir recursos estatales para sus actividades: dependen enteramente de financiamiento federal o internacional.

En otras palabras, en Hidalgo, la ausencia de un marco normativo desincentiva en buena medida una mayor incidencia de las organizaciones sociales en la formulación de las políticas públicas.

Es por ello que la presencia de la Red Unida de Organizaciones de la Sociedad Civil de Hidalgo, conformada por 43 organizaciones, es de crucial importancia. Hasta el 2006, año en que comenzamos a formar la Red, no existía un actor de este tipo en todo el estado , dijo David Ordaz integrante de esta red.

Lo interesante de la Red es que está conformada por organizaciones que defienden una amplísima gama de intereses: medio ambiente, participación política, derechos sexuales y reproductivos, reducción de la pobreza y más. A todas las une el propósito de exigir una mayor rendición de cuentas y transparencia.

Vigilar las elecciones

En el contexto electoral 2010, la Red presentó una serie de propuestas de la sociedad civil a los candidatos a la gubernatura del estado. Se involucró también en un monitoreo de la cobertura de las campañas por parte de los medios de comunicación en el que confirmaron lo que el Instituto Electoral del Estado de Hidalgo documentó: la cobertura para el candidato priísta Francisco Olvera es desproporcionadamente mayor -y con un tono positivo-, mientras que la cobertura de la candidata de la alianza PAN-PRD-Convergencia, Xóchitl Gálvez, es muy pobre y frecuentemente negativa.

En asociación con Alianza Cívica y la plataforma www.ciudemoselvoto.org los miembros de la Red están operando como observadores electorales y documentando el desvío de recursos públicos en actos de campaña del candidato priísta en distintas regiones del estado.

Funcionarios del gobierno estatal acompañan al candidato, van a las comunidades y se comprometen a cambiar el alumbrado, a hacer una cancha o lo que sea , comentó Ordaz.