Acompañada por su rival, la senadora Laura Rojas, de presidentes municipales y un centenar de militantes de Acción Nacional, Josefina Vázquez Mota dijo sí a la candidatura al gobierno del Estado de México.

La excandidata a la Presidencia hizo un llamado a la unidad para poner en jaque a los que apuestan a la división y a sus intereses personales.

Quien terminó en tercer lugar en las elecciones presidenciales del 2012, obteniendo 1 millón 250,000 votos tan sólo en el Estado de México, señaló durante su registro como precandidata que tiene el ánimo renovado para el siguiente proceso electoral.

Al preguntarle sobre sus posibles adversarios, Vázquez Mota evadió las preguntas. Habló de su experiencia en la Secretaría de Educación Pública, el Congreso y como aspirante presidencial. (Ello) me ayudará a instrumentar políticas públicas para el bien de los ciudadanos .

Sobre las acusaciones por recibir recursos federales para su fundación pro migrante, indicó que a ella la respalda su trabajo público, que su organización estaba antes de la llegada de Donald Trump a la Presidencia de Estados Unidos y siempre ha entregado cuentas claras, por lo que dijo que no caerá en la calumnia.

Llego con mis cuentas claras y con toda una historia que avala un ejercicio político de honestidad y de trabajo, nadie ni nada me va a detener, ni infamia ni calumnia (...) No tengo temor de enfrentar a los poderosos, a los que se quedan con todo y sólo reparten migajas .

La precandidata no descartó que sus contendientes panistas podrían declinar a su favor, lo que sería el plan A del partido .

Vázquez Mota hizo también un llamado a los militantes de otros partidos y convocó a una gran alianza ciudadana para ganar la elección en el Estado de México.