El grupo ambientalista Greenpeace alertó que el apoyo a la industria automotriz para promover la compra de automóviles elevará la emisión de bióxido de carbono (CO2), provocando que México contribuya a incrementar el cambio climático.

En un comunicado, refirió que el sector transporte genera 20% de las emisiones nacionales de gases de efecto invernadero que provocan el cambio climático, de las cuales 58% son aportadas directamente por los autos particulares.

El coordinador de la campaña de Clima y Energía de Greenpeace, Gustavo Ampugnani, agregó que en 2006 las emisiones del sector transporte correspondieron a 144.6 millones de toneladas de bióxido de carbono, equivalente con una tasa de crecimiento anual promedio de 18% desde 1990.

El ambientalista calificó como un doble discurso el hecho de que el gobierno federal fomente la compra de más autos y busque el liderazgo hacia la Conferencia de las Partes sobre Cambio Climático, a celebrarse en Cancún, Quintana Roo, a finales de este año.

'Además del impacto para el clima del planeta, fomentar la compra y uso particular de autos socava cualquier esfuerzo de elevar la participación del transporte público de gran capacidad en carriles exclusivos y confinados', expresó.

Subrayó que actualmente en México hay 20 millones de autos y se espera que éstos se incrementen a 30 millones en 2020 y a 70 millones en 2030.

apr