El gobernador de Morelos, Graco Ramírez (PRD), afirmó que el alcalde de Tlaquiltenango, Enrique Alonso Plascencia, su correligionario, es un delincuente y que lo probará para que sea encarcelado.

Sobre el presunto involucramiento del senador perredista Fidel Demédicis Hidalgo, en el asesinato de la alcaldesa de Temixco, Gisela Mota, aclaró que no es él quien lo acusa sino los familiares de la víctima, quienes ya presentaron una denuncia muy clara con nombres y apellidos de lo que ocurrió.

Exigió a su partido investigar ambos casos a fondo y tomar decisiones, sin importar a quién se afecte, para no ser cómplices por conveniencias políticas.

En Morelos no se va a permitir un Abarca más, ni delincuentes con camisetas del partido que sean , dijo Graco en alusión al exalcalde que gobernó Iguala, Guerrero, postulado por el PRD, José Luis Abarca, preso por sus vínculos con el narcotráfico.

Sobre la detención momentánea, del munícipe de Tlaquiltenango, por parte de elementos de la Policía Federal por portar armas de uso exclusivo del Ejército, el mandatario morelense consideró que no se puede ni debe, en modo alguno, tolerar que los servidores públicos anden armados.

Es gente que anda armada indebidamente, y son las cosas que queremos acabar en Morelos, porque no queremos sorpresas como la de José Luis Abarca , reiteró.

En entrevista, tras participar en la inauguración de la reunión plenaria del grupo parlamentario del PRD en la Cámara de Diputados, Graco aseguró no tener ningún compromiso con la delincuencia organizada.

Me estoy jugando el pellejo. Los he enfrentado y no voy a permitir que haya compañeros del PRD, como es el caso ya evidente de ese alcalde, que engañó al partido al ocultar sus antecedentes penales con procesos de trata de personas, y que se opone al Mando Único por consigna del crimen organizado , estableció.

Y advirtió: Aquí no lo vamos a permitir. Vamos a actuar con toda firmeza para demostrar que en el PRD no consentimos delincuentes, y no consentimos, como en otros partidos, que convivan y compitan delincuentes con la camisa de un partido político .

Niegan detención

La presidencia municipal de Tlaquiltenango, Morelos, negó la detención del alcalde Enrique Alonso Plascencia, pero no negó que el munícipe haya sido revisado por elementos de la Policía Federal el miércoles en un retén en la carretera México-Acapulco.

Sin embargo, fue un hecho confirmado que alrededor de la 1 de la tarde del miércoles, elementos de la Policía Federal marcaron el alto al automóvil en el que viajaba el alcalde junto con sus escoltas (un vehículo marca BMW sin placas), a la altura de la caseta de Tlalpan en la carretera México-Acapulco, con destino a Morelos.

Los pasajeros del vehículo mostraron a los elementos de la Policía Federal un permiso provisional para circular sin las placas.

Al revisar el vehículo, los elementos policiacos detectaron que los dos escoltas del alcalde Enrique Alonso, uno de ellos su hermano, portaban armas de uso exclusivo del Ejército, por lo que los federales pidieron una explicación.

Los agentes federales les requirieron los permisos de portación de arma, los cuales les fueron presentados a los elementos policiacos, por lo que se les permitió continuar su camino.

Se estima que la revisión del vehículo en el que viajaba el alcalde con destino a Morelos duró 10 minutos y continuaron su camino.