La Fiscalía General de la República (FGR) solicitó a un juez federal de control prisión preventiva oficiosa para Alonso Ancira, dueño de Altos Hornos de México (AHMSA), quien fue extraditado a México desde España en cumplimiento de una orden de aprehensión en su contra por la venta, en 2017, de la planta AgroNitrogenados a Pemex, presuntamente a un sobre costo de 200 millones de dólares.

Para evitar la prisión, el empresario ofreció pagar una garantiza de dos millones de dólares, adquirir un brazalete electrónico y entregar sus pasaportes mexicano y estadounidense. 

Durante la audiencia de control en el Reclusorio Norte de la CDMX, agentes del Ministerio Público federal pidieron al juez, Artemio Zúñiga Mendoza, la vinculación a proceso y prisión preventiva contra Ancira por el delito de operaciones con recursos de procedencia Ilícita.

Argumentaron que Ancira tiene riesgo de fuga debido a que no tiene arraigo en México, ya que cuenta con dos domicilios en CDMX y Monclova, Coahuila; además de que dispone de capacidad económica y fue sujeto a un proceso de extradición.

José Luis Castañeda, abogado del empresario, pidió al juzgador la ampliación del plazo a 144 días con la finalidad de reunir pruebas.

La decisión del juzgador federal sobre si el empresario afronta su proceso el libertad se decidirá en las próximas horas.

Enfermedad

Al presentarse a las 11 de la noche del miércoles pasado ante el juez de control, Ancira presentó una descompensación hipoglucémica debido a la diabetes e hipertensión de padece.

Durante la audiencia de ayer, incluso, una ambulancia privada arribó al Reclusorio Norte en donde se lleva a cabo su proceso.

La defensa de Ancira arguyó que los problemas de salud que presenta el empresario son un factor a considerar para que se le otorgue libertad condicional mientras que se desahogan las pruebas en su contra.

Cabe recordar que Alonso Ancira fue detenido el 28 de mayo del 2019 en Mallorca, España.

En el país europeo permaneció un año en libertad condicional, luego de que pagara una fianza de un millón de euros, equivalente a unos 25 millones de pesos. Dicha acción le permitió enfrentar en libertad el proceso de extradición en su contra.

politica@eleconomista.mx