De enero 2019 a febrero 2020, alrededor de 111,0000 mexicanos denunciaron algún tipo de extorsión al número telefónico 089, convirtiéndose así en el segundo delito del fuero local más recurrente en el país, después del robo o asalto en la calle o transporte público.

De acuerdo con un documento del Centro Nacional de Información (CNI), obtenido por El Economista, uno de cada cinco delitos cometidos en 2018 fue una extorsión.

Se estima que en el 2018 se cometieron 5.7 millones de extorsiones, el 91.6% de las cuales fueron vía telefónica.

Las autoridades del CNI y de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC) tienen datos de que entre 2017 y 2018 se observó un incremento significativo en las extorsiones concretadas; es decir, que el ciudadano afectado pagó lo solicitado.

“Derivado del aumento en la efectividad de las extorsiones, el monto económico recaudado por el crimen alcanzó un máximo histórico (12,000 millones de pesos)”, cantidad que es equivalente a lo destinado por el gobierno federal este año a los estados en dos fondos de seguridad: FASP y FORTASEG.

Según el documento del CNI, la extorsión es el delito más frecuente en 14 entidades federativas: Sinaloa, Durango, Zacatecas, San Lui Potosí, Tamaulipas, Hidalgo, Veracruz, Guerrero, Michoacán, Jalisco, Nayarit, Morelos, Tlaxcala y Colima.

Se menciona que en el 2018, el delito de robo o asalto en la calle o transporte público ocupó el primer lugar de los delitos del fuero local con 29%; seguido de la extorsión con 17%; el fraude con 14%; el robo de vehículo con 12%; las amenazas 9%; el robo a casa habitación con 7%; entre otros delitos.

En el periodo de enero 2019 a febrero 2020, casi 111,000 mexicanos denunciaron una extorsión al 0-89”, refirió.

El CNI estima que para revertir la tendencia se requiere de una campaña de comunicación para

hacerle saber a los ciudadanos que ya es seguro denunciar los números de extorsión o fraude al 0-89, así como coordinar acciones de investigación e inteligencia con la Guardia Nacional, la Unidad de Inteligencia Financiera y Fiscalías estatales.

El gobierno federal a través de la SSPC y el CNI se proponen crear una base de datos de los números telefónicos origen de la extorsión, a fin de recabar la información útil sobre las formas que

la población reporta al número nacional de denuncia anónima 0-89.

También se propone establecer protocolos de intercambio de información entre las diversas instancias de seguridad para el combate frontal de este delito, y coadyuvar con el proyecto de Ley para el Registro Nacional de Números Telefónicos, “lo que permitirá mitigar las extorsiones o fraudes”.

La base de datos incluirá el número telefónico del presunto extorsionador; tipo de extorsión o fraude; entidad y municipio de la víctima; fecha y hora de la extorsión; sexo y edad aproximada de las partes; modus operandi; los bienes entregados en su caso en dinero o en especie, entre otros.

Y es que el gobierno federal reconoce que a la fecha, existen pocos esfuerzos para prevenir las extorsiones y fraudes; los datos que hay sobre el delito son insuficientes y la gente no sabe qué hacer si es víctima de una extorsión.

[email protected]