La Secretaría de Salud del Distrito Federal precisó que son siete las personas que resultaron heridas por la explosión de una pipa de gas en Coyoacán, cuyo estado de salud es grave, pero estable.

Señaló que los heridos, con quemaduras de primero y segundo grados, fueron trasladados a los hospitales Adolfo López Mateos, Mocel y Balbuena.

Cuatro de ellos fueron internados en el Balbuena: el chofer de la pipa José Luis Trejo, de 38 años y con quemaduras en 23% de su cuerpo; el transeúnte Margarito Vázquez Díaz, de 27 años y 30% de su cuerpo afectado.

También están ahí Alejandro García Viveros, copiloto de la pipa, y el bombero Gustavo Castellanos Trejo, con 29 por ciento y 20 por ciento de su cuerpo quemado, respectivamente.

En el Hospital Adolfo López Mateos es atendido el bombero Alberto Joaquín Licona Díaz, de 46 años, de quemaduras de primero y segundo grado en 20 por ciento de su cuerpo.

Al Hospital Mocel fueron llevados Jorge Villarreal Vitilio, de 46 años, quien presenta una lesión en la muñeca derecha, y Federico Chávez Juárez, de 41 años, con quemaduras en nueve por ciento del rostro.

La SSDF precisó que por instrucciones del jefe de Gobierno, Marcelo Ebrard, se brinda atención a los lesionados, así como apoyo en la zona del percance, con personal de esta dependencia y de la Secretaría de Protección Civil capitalina.

Durante el recorrido de Ebrard Casaubon por la zona afectada, en la colonia Ajusco de la delegación Coyoacán, se informó que el número de lesionados asciende a ocho.

/doch