Momentos tensos al borde del enfrentamiento se vivieron este miércoles en poblados de Tierra Colorada en Guerrero, entre elementos del Ejército y ciudadanos que pedían el retiro de las fuerzas armadas, al considerar que están coludidas con la delincuencia organizada.

Integrantes del Movimiento Popular Guerrerense, que congrega a activistas, padres de los 43 normalistas desaparecidos, integrantes de la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación de Guerrero, a la Unión de Pueblos y Organizaciones del Estado de Guerrero y grupos de autodefensa, se reunieron en el municipio de Ayutla.

Cientos de ellos marcharon hacia el cuartel militar municipal, a fin de entregar un documento en el que exigen la salida del Ejército.

Argumentaron que la presencia del Ejército favorece la comisión de delitos, la presencia de delincuentes y eleva la tensión de habitantes con el sobrevuelo de helicópteros de la Secretaría de Marina y la Policía Federal.

Unos 300 efectivos de la Policía Federal y de la policía estatal, así como otros 300 del Ejército, les cerraron el paso y sobrevino un conato de enfrentamiento, que más allá de intercambios verbales, no pasó a mayores.

El comandante de la 27 zona militar, Mario Lucio González Cortés, respondió a los manifestantes que no podía recibir el documento ni dar solución a sus exigencias.

[email protected]