Lorena Martins, quien presentó una denuncia contra su padre, Raúl Martins Coggiolo, tendrá que ratificar en los próximos días sus declaraciones.

Por el momento, la Procuraduría General de la República (PGR), no ha citado a Raúl Martins u otros sospechosos implicados en la declaración inicial, lo que hará cuando la averiguación previa empiece su desarrollo, precisaron fuentes de la dependencia federal.

Después que la declaración de Lorena Martins, se exploran los datos que permitan sostener la relación de Martins Coggiolo con Los Zetas para establecer una red de trata de personas.

Además, deben comprobar que los bares y centros nocturnos en Tijuana, Baja California; Playa del Carmen, Quintana Roo y Buenos Aires, Argentina, son propiedad del exagente de inteligencia.

Cuando hayan cumplido esos pasos, podrán valorar el camino ministerial. Hasta ahora, se presumen actos de delincuencia organizada, lenocinio, trata de personas y operaciones con recursos de procedencia ilícita, precisó la fuente de la PGR.

En tanto, la Procuraduría de Justicia de Quintana Roo, a cargo de Gaspar Armando, precisó que en el estado no hay denuncias en contra del empresario, pero adelantó que ya contactó a la delegación de la PGR en Cancún.

La dependencia estatal no ha interrogado a Raúl Martins porque todo se encuentra en el ámbito federal, pero el Ministerio Público local estará pendiente para coadyuvar en la investigación que lleva la dependencia federal cuando le sea requerido.

[email protected]