Los dos comuneros de Cherán, Michoacán, desaparecidos desde el domingo fueron localizados sin vida en Zacapu, informó la Subprocuraduría Regional de Justicia de Michoacán.

La dependencia detalló que los cadáveres de Urbano Macías Rafael y José Guadalupe Jerónimo presentaban huellas de tortura.

La desaparición y asesinato de Macías y Jerónimo demuestran que la entidad sigue acechada por el crimen organizado y en estado de indefensión, denunciaron comuneros y organizaciones civiles.

El coordinador de la Comisión de Diálogo de Cherán, Salvador Campanuz, denunció que el crimen organizado ha secuestrado a esta zona y aseguró que debido a que el narco participa en los procesos electorales, existen gobiernos municipales coludidos con la delincuencia.

Raúl Romero, del Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad, condenó enérgicamente la desaparición y exigió su presentación inmediata y demandamos a las autoridades federales y estatales resolver los casos pendientes, frenar la situación de acoso y violencia en Cherán .

El 8 de julio, los comuneros desaparecieron cuando realizaban trabajos de pastoreo en la zona boscosa de Cherán, zona que ha sufrido una tala inmoderada por parte de talamontes vinculados a grupos del crimen organizado.

Laura Sánchez Salto denunció que José Guadalupe y Urbano Tomás salieron desde las 7 de la mañana del domingo. A las 9:30 se comunicaron para avisar que habían llegado a la zona de Karichero y mencionaron: Aquí están los racheros, aquí están los sobrinos de Chava , refiriéndose a los integrantes de la delincuencia organizada. La llamada se cortó y la familia no pudo volver a comunicarse con él.

[email protected]