Como parte de la violencia que enfrentan las mujeres en México, actualmente se puede contabilizar la desaparición de 23,529 mujeres y niñas en todo el país desde 1964 al 2021, de las cuales, alrededor de 50% tenían entre 14 y 24 años. La gran mayoría de las desapariciones se cometieron del 2007 a la fecha.

Según datos del Registro Nacional de Personas Desaparecidas y No Localizadas (RNPDNO) de la Secretaría de Gobernación, las cifras de personas desaparecidas ya rebasan los 95,148 casos en México, con otras 9,192 que se reportó su desaparición, y fueron localizadas sin vida.

En el Edomex, Jalisco y Tamaulipas es donde se contabilizan más mujeres desaparecidas.

En este contexto, el Comité contra la Desaparición Forzada (CED, por su sigla en Inglés) de la ONU, resaltó el incremento notable del número de desapariciones de niños, niñas, adolescentes y mujeres, tendencia que se agudizó durante la pandemia de la Covid-19.

Al concluir su visita a nuestro país, el comité dijo lamentar el haber constatado que se mantiene una situación generalizada de desapariciones en gran parte del territorio, frente a lo cual, tal y como lo han señalado desde el 2015, “imperan la impunidad y la revictimización”.

Los expertos también resaltaron que las desapariciones no son únicamente un fenómeno del pasado. Por el contrario, lamentaron constatar que aún persiste.

“En estas dos semanas, las personas con las que conversamos nos transmitieron la imagen de una sociedad superada por el fenómeno de las desapariciones, la impunidad sistémica y su impotencia frente a la inacción de algunas autoridades”, fueron parte de sus primeras conclusiones sobre el informe de su visita.

maritza.perez@eleconomista.mx