El senador Alejandro Encinas renunció a sus casi 26 años de militancia al PRD, pero aseguró que no se unirá a las filas de Morena sino que impulsará la red nacional por la reivindicación y la unidad de la izquierda.

Fue cobijado por personajes de la izquierda como Cuauhtémoc Cárdenas, Marcelo Ebrard y Porfirio Muñoz Ledo, quienes acudieron al museo Estación Indianilla, donde el senador rindió su segundo informe legislativo.

Encinas Rodríguez advirtió que no puede mantenerse en las filas del partido al que han puesto en evidencia los hechos ocurridos en Iguala y que a cuatro meses de la tragedia sus dirigentes guardan silencio y apuestan al desgaste y al olvido .

Precisó que no se unirá a las filas del Movimiento Regeneración Nacional (Morena) que comanda el ex candidato presidencial Andrés Manuel López Obrador, por el contrario, llamó a la creación de una red nacional por la reivindicación de la izquierda que permita la entrada a ciudadanos sin partido e intelectuales.

Quiero asumir una causa política mayor. No se trata de renunciar a un partido para sumarme a otro con el que tengo identidad. La situación actual exige hacer un replanteamiento general de nuestras ideas, propuestas y formas de organización y de vinculación con la sociedad. A ello dedicaré mi mayor esfuerzo , enunció.

El ex jefe de gobierno del Distrito Federal y uno de los fundadores del Partido de la Revolución Democrática (PRD) destacó que continuará como senador del Movimiento Progresista.

Antes destacó que su permanencia en el grupo parlamentario del PRD no depende del dirigente nacional del partido, Carlos Navarrete, sino de los senadores que integran la fracción.

Luego de destacar que su renuncia tiene el carácter de irrevocable, criticó a la dirigencia del sol azteca por haber violado los postulados con los que nació el instituto político y haber instaurado prácticas como el clientelismo, el fraude electoral, la compra de votos en sus procesos internos y la impunidad.

(Llegó incluso a) condicionar el empleo al pago de un diezmo del salario de los trabajadores. Se ha llegado al extremo de vender candidaturas y postular a delincuentes como sus candidatos , exclamó.

Entre aplausos, y un discurso que en una ocasión pronunció con la voz entrecortada, Encinas respondió a la carta que le dirigió Navarrete reprochándole su alejamiento del partido.

Afirmó que la misiva fue escrita con argumentos esgrimidos por la izquierda estalinista de los 50.

tania.rosas@eleconomista.mx