Los senadores y diputados preparan sus reuniones plenarias, pues tienen en el tintero al menos una decena de reformas y leyes de gran calado, además de nombramientos en puerta en materia anticorrupción.

El Congreso de la Unión tiene tres ordenamientos pendientes para proteger a las víctimas de los delitos: ley contra la desaparición forzada de personas, una reforma radical a la Ley General de Víctimas y la ley contra la tortura. Las dos primeras se analizan en el Senado y la tercera en San Lázaro.

Los legisladores también tienen en pausa las iniciativas que propuso el presidente Enrique Peña Nieto, entre ellas la reforma para legalizar la mariguana medicinal y aumentar el gramaje de cannabis que puede portar una persona, así como la de seguridad que incluye el mando mixto y la iniciativa en materia de matrimonios igualitarios.

El Ejecutivo federal podría presentar una iniciativa preferente.

También, los legisladores han dejado en el tintero la ley del Coneval. El secretario ejecutivo del Coneval pidió al Congreso que los integrantes de la institución no se designen mediante cuotas partidistas. La ley del Coneval se frenó en el Senado a pesar de que el plazo constitucional para expedirla se venció en junio del 2014.

También, congelaron la ley de la Fiscalía General de la República, pues le quieren hacer cambios a la minuta que la Cámara de Diputados aprobó en diciembre del 2014.

En el Senado, por ejemplo, también se prevén los nombramientos del Secretario de la Función Pública y del fiscal especializado en materia anticorrupción.

[email protected]