Ciudad de México, Puebla y Estado de México fueron las entidades que concentraron el mayor número de denuncias electorales del 28 de junio al 4 de julio pasado, de 3,498 en total que recibió la Fiscalía Especial para la Atención de Delitos Electorales (FEPADE), las cuales configuraron diversos probables ilícitos, de acuerdo con el Código Penal Federal.

La FEPADE informó que los principales ilícitos fueron: presión a los electores, proselitismo, prohibir u obstaculizar el proceso de las votaciones en 27.12%; compra del voto, 24.66%; denuncias a servidores públicos, 15.83%; recoger credenciales para votar a los ciudadanos, 7.73%; apoderarse, destruir, alterar, poseer, usar, adquirir, vender o suministrar de manera ilegal materiales o documentos públicos electorales, 6.87 por ciento.

Asimismo, funcionarios partidistas o candidatos que afecten el voto libre, 3.93%; realizar algún acto que provoque temor o intimidación en el electorado, 3.56%; delito diverso electoral, 2.82%; obstaculizar el desarrollo de las votaciones, escrutinio y cómputo o ejercicio de las tareas de funcionarios electorales, introducir o sustraer de urnas boletas electorales o bien, introducir boletas falsas, solicitar declaración firmada del elector sobre su intención o sentido de su voto, 2.33 por ciento.

Además, denuncias contra funcionarios electorales, 1.96%; alteración del Registro Federal de Electores, padrón o listado de electores, 1.47%, y otros ilícitos, 1.72 por ciento.

Se trata de querellas que se configuraron en 829, que corresponde indagar al orden federal, mientras que 2,624 toca al ámbito del fuero local, de acuerdo con el informe ofrecido por la Fiscalía de la Procuraduría General de la República (PGR).

La Ciudad de México sumó 698 denuncias; Puebla 504 y Edomex 419; las entidades que tuvieron menos son: Durango con seis, Baja California Sur, 14, Baja California, 17, Aguascalientes, Colima y Nayarit, 21 cada uno.