La Secretaría de la Función Pública (SFP) anunció la inhabilitación de la empresa Grupo Fármacos Especializados SA de CV por dos años, y la imposición de una multa por 905,880 pesos, debido a que otorgó información no verídica al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS). Ésta no es la primera empresa farmacéutica que le miente al instituto de salud nacional.

“De acuerdo con las investigaciones que condujeron a las sanciones aplicadas, con el propósito de participar en la licitación Grupo Fármacos Especializados manifestó bajo protesta de decir verdad que la totalidad de los bienes ofertados de un medicamento sería fabricada en México, cuando en realidad una de las marcas que ofreció era de origen extranjero”, indicó la SFP mediante una nota de prensa.

Casos similares a éste se han presentado con anterioridad. El 7 de septiembre del 2011, la misma SFP publicó en el Diario Oficial de la Federación el aviso de inhabilitación de la empresa Distribuidora Farmacéutica Medicor, S de RL de CV.

Según el análisis del Órgano Interno de Control (OIC) del seguro social, que se encuentra vertido en el directorio de proveedores y contratistas sancionados, en ese entonces “la empresa se condujo con falsedad, al manifestar bajo protesta de decir verdad que sus productos cumplen con el grado de contenido nacional”, es decir, la misma razón por la que se sancionó a Fármacos Especializados.

A la empresa sancionada en el 2011 se le multó también con dos años de suspensión para participar en licitaciones con la administración pública, además de una multa económica de 75,855 pesos.

Supervisión de la Auditoría Superior de la Federación

La Auditoría Superior de la Federación (ASF) ha emitido diversas observaciones en los contratos que realiza el IMSS con los proveedores de medicinas en las cuentas públicas.

Por ejemplo, en la auditoría 424, perteneciente a la revisión de la Cuenta Pública del 2012, con nombre Adquisición, Abasto y Control de Medicamentos, el máximo órgano auditor encontró que empresas farmacéuticas vendieron al IMSS medicamentos a precios más altos en comparación con otras transacciones realizadas por las mismas empresas con otros institutos de salud pública.

En el apartado 1.1 del dictamen de auditoría, la ASF hace la comparación de los costos del IMSS con otras instituciones de salud.

“Con el análisis de la base de datos de los medicamentos que el IMSS adjudicó en el 2012, se determinó que compró 34 claves (tipos) de medicamentos con las mismas características que otra institución de salud, con una diferencia superior en precio, por 145 millones 207,700 pesos, de las cuales tanto el IMSS como la otra institución de salud adjudicaron a los mismos proveedores 15 claves (44.1% del total), con diferencias en precio por pieza que van desde 0.07 (centavos) hasta 4,132 pesos”, indicó la ASF en la revisión.

La ASF concluyó en ese entonces que el IMSS debía fortalecer la supervisión de los procesos de compra de medicamentos.

La posición del ejecutivo federal

En mayo pasado se suscitó una polémica sobre el abasto de medicamentos en el país. El presidente Andrés Manuel López Obrador desestimó los reportes de desabasto. No obstante, afirmó que en la compra de medicinas en el país había corrupción.

Derivado de ello se realizaron modificaciones para la adquisición y distribución de medicamentos. La Secretaría de Hacienda explicó en junio pasado, en primera instancia, que el desabasto se debía a una mala planeación de las compras.

Asimismo, anunció que a partir de este julio la licitación en la distribución de medicamentos de instituciones como el IMSS se realizaría de manera centralizada en la Oficialía Mayor de Hacienda, mientras que en la compra de los mismos se realizarían revisiones.

Aunado a esto, se anunció que se buscaba la realización de convenios con Naciones Unidas para establecer que los precios de los medicamentos se sujeten a precios de referencia a nivel regional.

Quién es grupo fármacos

Fundado en 1984, Grupo Fármacos Especializados es una de las mayores distribuidoras de medicamentos del país

La firma, propiedad del empresario Francisco Pérez Fayad, tuvo en el gobierno mexicano a su principal cliente durante el sexenio pasado, con contratos por casi 107,000 millones de pesos, equivalentes a 35.5% del mercado de compras públicas

Una de las áreas de negocio del grupo es la venta de fármacos al menudeo, a través de una red de más de 100 sucursales bajo la marca Farmacias Especializadas enfocadas en medicamentos de alta especialidad para el tratamiento de patologías de tercer nivel

Se trata del principal distribuidor de fármacos innovadores del país, posición que se consolidó en coincidencia con la salida del mercado de distribución de Casa Saba, en el 2014

Recientemente incursionó en el negocio de terapias especializadas a través de la figura de subrogación de servicios por parte de hospitales públicos. Con ello, dan tratamiento —oncológico, por ejemplo— a derechohabientes a través de sus clínicas privadas

[email protected]