Buenos Aires.- El empresario argentino Raúl Martins, quien fue acusado por su hija de liderar una red de prostitución entre Cancún y Buenos Aires, aseguró que se someterá a la justicia mexicana para demostrar su inocencia.

En entrevista con el portal del diario argentino Perfil, Martins dijo que el lunes pasado se puso a disposición de las autoridades porque hablé con el subprocurador y le pedí declarar , aunque no especificó el nombre del funcionario con quien se comunicó.

Martins es protagonista de un escándalo que abarca a México y Argentina desde que el mes pasado su hija Lorena Martins denunciara que maneja una red de trata de mujeres que capta en el país sudamericano para luego prostituirlas en sus antros de Cancún.

La mujer, quien ya interpuso una denuncia en Buenos Aires, estuvo esta semana en México, en medio de un fuerte operativo de seguridad, para denunciar a su padre ante las autoridades de ese país del norte.

Si Lorena dice que trabajó desde marzo de 2011 y que vio mujeres en estado de vulnerabilidad e indefensión ¿por qué esperó hasta enero de 2012? Esto es porque todo fue preparado para extorsionarme y sacarme dinero , aseveró Martins a Perfil.

El empresario, que está identificado por diversas organizaciones argentinas como uno de los principales dueños de prostíbulos, también negó las acusaciones que la periodista mexicana Lydia Cacho formuló en su contra en su libro Las esclavas del poder .

En ese sentido, Martins lamentó que le den premios a una persona que se expresa tan livianamente sin corroborar nada. Nunca quise hacerle un juicio porque vivo en México y ella tiene mucho poder acá .

Por ejemplo, dijo, Cacho lo llama represor y genocida, pese a que nunca estuve acusado de tal cosa; (la periodista) dice que estuve condenado, y ni en Argentina ni en México estuve condenando por ningún delito de índole sexual .

Martins aseguró, contrario a lo que investiga la justicia local, que ya no tiene cabarets en Argentina porque este tipo de negocio no se puede manejar a control remoto, son negocios muy personales, uno tiene que estar mirando que nadie ande en cosas raras .

También se pronunció a favor de legalizar la prostitución porque está en todos lados, existió y existirá siempre y se sorprendió de que una sociedad tan liberal como la argentina se persigne por una luz roja , en referencia a la señal que identifica a los cabarets.

klm