La presidenta municipal de San Pedro Atoyac, Irma Aguilar Raymundo y síndicas en Oaxaca, recibieron la protección de elementos de la Agencia de Investigación Criminal de la Procuraduría General de la República ante amenazas de muerte recibidas.

La Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales (FEPADE), informó que a través de su Oficina de Derechos Humanos y Atención a Víctimas, brindó las condiciones de seguridad necesarias a la presidenta municipal y síndicas de San Pedro Atoyac y Pinotepa Nacional, para que puedan ejercer los cargos para los que fueron electas en junio pasado.

Aguilar Raymundo presentó una denuncia ante la FEPADE y una queja ante la Comisión Nacional de Derechos Humanos y solicitó al gobierno del estado de Oaxaca ofrecer medidas cautelares para las afectadas’’ ante las amenazas y agresiones que han sufrido por los integrantes de su propio cabildo, así como por un ataque al domicilio de la alcalde.

En ese sentido la FEPADE informó que a fin de cumplir con esta encomienda, se realizó un despliegue ministerial y policial para brindar acompañamiento a las funcionarias municipales durante la realización de los trámites legales propios de su encargo.

La Fiscalía sostuvo que lo anterior se implementó debido al grado de vulnerabilidad en que se encontraban, así como la violencia a la que estaban expuestas por su condición de mujeres en el ejercicio de los cargos públicos para los que fueron electas.

rtorres@eleconomista.com.mx