Haber caído a cuarta fuerza política electoral en el Estado de México posicionaría al PAN como el gran perdedor de las elecciones del pasado 4 de junio, sin embargo, si se considera que ganó la gubernatura de Nayarit, 112 municipios en Veracruz y se convirtió en el tercer instituto más votado, consiguiendo 1 millón 846,379 votos, el partido está en una posición muy competitiva rumbo a las elecciones del 2018, no obstante, deberá cuidar la unidad interna pues ésta puede ser su talón de Aquiles, plantean académicos consultados.

Ivonne Acuña, profesora del departamento de Ciencias Sociales y Políticas de la Universidad Iberoamericana, consideró que, con lo conseguido por Acción Nacional la jornada electoral pasada, Ricardo Anaya es el ganador pues bajo su dirigencia está logrando que 12 estados sean gobernados por políticos emanados del blanquiazul. Además, dijo, la política de alianza con el PRD también le ha resultado favorable al partido tanto el año 2016 como éste, debido a que de esa manera consiguieron cuatro gubernaturas.

El PAN está en la lucha por la Presidencia sin lugar a dudas. Tener tantas gubernaturas y presidencias municipales representa recursos, gente movilizada, votos, y por supuesto es estructura, no es cualquier cosa .

Sin embargo, comentó que a la luz del proceso interno de Acción Nacional a Ricardo Anaya se le juzga particularmente por el descalabro electoral en el Estado de México, donde la candidata Josefina Vázquez Mota se quedó con el cuarto lugar.

Al dirigente se le juzga con dureza en función de la competencia por la nominación al interior de su partido porque yo vería como un triunfo el que se haya quedado con una gubernatura más cuando el PAN nunca había alcanzado esos números. Margarita Zavala, por supuesto, aprovecha la ocasión para recriminarle a Anaya por la pérdida del Estado de México y la caída de Josefina, que es la gran perdedora, pero es por la disputa interna .

División puede provocar derrota

La también analista política expuso que el principal desafío que enfrentará el partido rumbo a las elecciones del próximo año será conservar la unidad, pues se prevé que habrá una disputa muy ríspida por la nominación panista.

La división interna es lo que está pesando en contra del PAN. Si Margarita Zavala finalmente no consigue la candidatura que pretende y se sale del PAN y se va de independiente, va a dividir los votos del PAN .

En ese sentido, comentó que Margarita Zavala y los calderonistas están un tanto preocupados, pues tienen claro que bajo la dirigencia de Anaya el PAN ha logrado posicionarse como un partido bastante competitivo y con posibilidades de recuperar la Presidencia de la República.

Fue fuego amigo, cuando a Anaya le sacaron lo de Atlanta acusándolo de llevar una vida de lujo que no correspondía con sus ingresos. Desde mi punto de vista, el golpe vino desde los calderonistas y lo resistió. Lo han presionado, incluido el exgobernador de Puebla, Rafael Moreno Valle, para que se defina si quiere ser candidato o si quiere seguir siendo presidente del PAN, precisamente porque está en mejor posición que ellos para poder manejar las estructuras del partido en beneficio suyo y de su candidatura .

Por su parte, Juan Luis Hernández, profesor de la Universidad Iberoamericana, indicó que si el PAN quiere ganar la Presidencia de la República debe evitar lo que hizo en el 2012. El 2012 nos enseñó que el PAN no puede enfrentar una elección dividido porque eso lo va a llevar a la derrota, como ocurrió en las elecciones presidenciales de ese año .

Para el académico, no haber conseguido una victoria en Coahuila y haber caído al cuarto sitio en el Estado de México afectan el liderazgo de Ricardo Anaya así como su camino en busca de la candidatura panista.

Cada proceso electoral es una suerte de pasos que van abonando hacia un capital político, no cabe duda de que lo que pasó el año pasado a Ricardo Anaya lo empoderó, le dio fortaleza política, pero las elecciones de este año han sido todo lo contrario, más bien, eso que había ganado, pues, prácticamente, lo pierde .

Sin embargo, coincidió en que a nivel nacional hay certeza de que el PAN es un partido con una marca y un arrastre electoral que siguen siendo competitivos.

[email protected]