Monterrey, NL. El gobierno estatal detectó 100 casos de corrupción en dependencias de la anterior administración, como Metrorrey, Agua y Drenaje de Monterrey, así como relacionados como el proyecto Monterrey VI y contratos con la armadora Kia, y están en análisis otros 100 casos más, afirmó Jaime Rodríguez el Bronco, gobernador de Nuevo León.

Para tal fin, se creará la Subprocuraduría Especializada de Combate a la Corrupción, que estará a cargo de Ernesto Canales Santos, afirmó el gobernador.

Esta subprocuraduría integrará agencias del Ministerio Público en las áreas de recepción de denuncias e información, investigación y procesamiento de las pesquisas y litigación.

Esto nos permitirá completar las denuncias específicas de más de 100 casos que tenemos ya documentados , dijo Jaime Rodríguez.

Los casos, dijo, están relacionados con daño patrimonial al estado, mal uso de recursos públicos, irresponsabilidad de funcionarios en turno y otorgamiento de obras sin concursar; asignaciones directas a una sola empresa, suplantación de los ejercicios de licitación pública y desvío de recursos públicos son otras de las irregularidades detectadas.

Dichos expedientes serán entregados el miércoles al nuevo órgano, tras el nombramiento oficial de Ernesto Canales.

Se le preguntó al gobernador si algunos de estos casos estarían relacionados con el papá del ex gobernador Rodrigo Medina o con constructoras allegadas al Grupo Allende. Respondió que en este momento debe haber sigilo en la investigación; sólo mencionó que entre los casos hay empresas, medios de comunicación y personas .

Rodríguez Calderón detalló que la información se reunió desde la etapa de transición: Por parte de un auditor externo, son 66 casos (de corrupción), más 34 detectados por su administración .