Al menos seis organizaciones disidentes del Sindicato Nacional de Trabajadores del Seguro Social (SNTSS) conformaron un frente para impugnar la elección de Manuel Vallejo Barragán como secretario general y revocar las sanciones de más de 8,000 trabajadores castigados por razones políticas.

En conferencia de prensa, el vocero del Frente de Trabajadores Activos y Jubilados del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), Eduardo Pérez Saucedo, sostuvo que promoverán las acciones jurídicas y políticas necesarias para alcanzar esos objetivos.

Afirmó que el bloque opositor coincide en que se cometieron graves irregularidades y violaciones estatutarias y legales en el proceso electoral interno del SNTSS, mediante el cual se renovó la dirigencia.

Dijo que, en forma paralela, ya presentaron dos escritos ante las instancias de honor y justicia internas para que se analicen, caso por caso, todos los expedientes de los más de 8,000 trabajadores que han sido sancionados desde 2006, por manifestar sus diferencias con la dirigencia sindical que encabezaba Valdemar Gutiérrez Fragoso.

Es totalmente falso que el número de trabajadores sancionados sea de alrededor de 1,200, como lo declaró Vallejo Barragán a los medios de comunicación; tenemos una lista con nombres y apellidos de los compañeros que han sido injustamente castigados , refirió.

Más adelante, dijo que le exigirán a Manuel Vallejo cumpla su ofrecimiento de actuar con una política de puertas abiertas y el próximo lunes acudirán a la sede sindical para solicitarle la revisión de los expedientes.

Pérez Saucedo agregó que le plantearán hacer abierto el diálogo y demostrarle ante la opinión pública que son más de 8,000 los sancionados y que al menos 90% de los casos fueron motivados por razones políticas.

mac