La CNDH dirigió la recomendación 11/2016 al secretario de Marina Armada de México (Semar), Vidal Francisco Soberón, por la detención arbitraria, desaparición forzada y ejecución arbitraria de una persona en Anáhuac, Nuevo León, ocurrida en el 2013.

Inicialmente, la Semar aseguró al organismo no contar con información para determinar que sus integrantes detuvieron a la víctima; sin embargo, las evidencias acreditaron que ésta sí fue detenida arbitrariamente por marinos, siendo éstos los últimos que la vieron con vida.

De acuerdo con la queja del padre del agraviado, el 3 de agosto de ese año, personal de la Semar interceptó a su hijo.

Dos meses después, la víctima fue ubicada en un rancho a 8 kilómetros de la base de operaciones navales de Anáhuac junto con sus documentos personales y vehículo.

La CNDH considera que hay concatenación de la desaparición forzada perpetrada por agentes de la Semar con la muerte de la víctima lo que, aunado a las circunstancias en que fue encontrado su cadáver, conlleva a considerar que se está ante un caso de ejecución arbitraria , expuso.

Detalló que el dictamen de la PGR de criminalística concluyó que la víctima recibió a menos de 70 centímetros y bajo una posición de sometimiento, un disparo en la parte posterior de la cabeza. Por ello, recomendó a la Semar reparar el daño integral a los familiares de la víctima.