El pleno de la Cámara de Diputados aprobó un paquete de reformas a la Ley de la Economía Social y Solidaria y a la Ley Orgánica de la Administración Pública Federal para establecer que el Instituto Nacional de la Economía Social (Inaes), actualmente adscrito a la Secretaría de Economía, se transferirá a la Secretaría de Desarrollo Social para adecuar sus acciones a un mayor enfoque social.

Al fundamentar el decreto correspondiente desde la tribuna, Javier Guerrero (PRI), presidente de la Comisión de Desarrollo Social, explicó que los cambios realizados a propuesta del Ejecutivo federal permitirán que la política social cuente con un instrumento más reorientado a fortalecer los derechos sociales de los ciudadanos que no han podido acceder al desarrollo.

La enmienda prevé la entrega de apoyos integrales para poner en marcha o consolidar proyectos capitalizables, dijo, que permitan ampliar la capacidad productiva de personas cuyos ingresos están por debajo de la línea de bienestar, integradas en grupos sociales u organizaciones de productores que cuenten con iniciativas productivas y habiten en las zonas de atención prioritarias rurales y en los municipios catalogados como predominantemente indígenas, pero también en las zonas urbanas.

No podemos olvidar que la pobreza está ubicada mayoritariamente en zonas urbanas. Mediante esta transferencia y fusión se pretende coadyuvar a mejorar el ingreso de las personas en situación de pobreza extrema , dijo.

Finalmente, aseguró que la reubicación de atribuciones generará certeza en los ciudadanos de que los recursos pueden ser utilizados en acciones que realmente impacten la pobreza y la marginación.

La minuta aprobada se envió al Senado para su ratificación o modificación correspondiente.