La Procuraduría General de Justicia del estado de Chiapas (PGJE) capturó a Daniel Arévalo Díaz, expresidente municipal de Tapachula, con lo que suman siete exediles en esa entidad acusados por delitos de peculado, desvío de recursos y asociación delictuosa perpetrados durante sus funciones del 2011 al 2012.

Fuentes estatales precisaron que desde el pasado viernes, el Agente del Ministerio Público local solicitó al Poder Judicial del estado otras seis órdenes de aprehensión contra igual número de expresidentes municipales, entre ellos Arévalo Díaz, de los otros cinco se reservó los nombres para evitar que logren sustraerse de la acción de la justicia.

Por lo tanto, se espera que en las próximas horas se eleve el número de exediles acusados de los delitos mencionados, capturas que iniciaron el pasado jueves de quienes fueron los responsables de los municipios de Reforma, Siltepec, Chicomuselo, Ocozocoautla, Cacahoatán, Ixtahuatán y Francisco de León.

La Procuraduría del estado de Chiapas informó que la detención del expresidente municipal de Tapachula y su traslado a Tuxtla Gutiérrez se realizó conforme a lo otorgado por un juez de lo penal para que rinda su declaración ministerial sobre los ilícitos que le imputa el Ministerio Público local.

Con lo que se sumó a los exalcaldes de Bellaner Pérez Ansueto, Herminio Valdez Castillo, Miguel López Limbano, Silver Eloy Corzo, Jesús Castillo Milla, Magdiel Rafael García Cancino y Rodolfo Vázquez Martínez, quienes fueron detenidos por elementos de la policía investigadora la semana pasada y los cuales se encuentran en la prisión de El Amate.

Se espera que en los próximos días la lista de expresidentes municipales se incremente, después de que el Órgano de Fiscalización Superior del Congreso del Estado de Chiapas detectó una serie de irregularidades en la cuenta pública de los exalcaldes, por lo que solicitó su captura a la Fiscalía Especializada en Atención a Delitos Cometidos por Servidores Públicos.

rtorres@eleconomista.com.mx