El presidente Felipe Calderón anunció hoy el plan de acción del Programa para la Atención de la Sequía 2012, que cuenta con partidas presupuestales por 33,827 millones de pesos, previstos en el presupuesto, que se aplicarán en los estados y comunidades afectadas.

El mandatario federal hizo ver que se trata de un monto histórico, al que se le podrán sumar recursos del Fondo de Desastres Naturales (Fonden), y ratificó que ninguna familia padecerá por falta de agua o de alimentos.

Dejó en claro que a lo que su gobierno se ha opuesto "por razones legales y constitucionales", es a asignar partidas que no tienen sustento legal ni financiero, y que están fuera de lo acordado en el presupuesto, con los legisladores de todos los partidos políticos.

En una reunión de evaluación, el Ejecutivo destacó la importancia de que todos los actores políticos cierren filas para atender los justos reclamos de los afectados, pues se trata de un asunto que convoca y compromete a todos, a los gobiernos federal, locales y municipales, y a la ciudadanía.

"Creo que frente a una emergencia no hay margen para el protagonismo ni para la manipulación política ni para el oportunismo político, aunque sea año de elecciones", subrayó, al señalar que se trata de una causa que no tiene color partidista, de ideología o de coyuntura.

Acompañado por su esposa Margarita Zavala y por el gobernador Miguel Alonso Reyes, el presidente Calderón garantizó que su gobierno seguirá trabajando con un alto sentido de urgencia y responsabilidad para responder a las demandas de familias campesinas y productores afectados.

Reiteró que el gobierno federal no ha cancelado un sólo centavo de apoyo al campo y a las familias afectadas por la sequía, sino que incluso ha previsto y tiene asegurada una cantidad histórica y sin precedentes para apoyar en Chihuahua, Coahuila, Durango, San Luis Potosí y Zacatecas, y en las demás entidades afectadas.

Indicó que su gobierno está tomando medidas de política social para garantizar el abasto de alimentos en todo el país porque le interesa primordialmente la gente, y la seguridad alimentaria es un tema prioritario, además de que también se apoyará al campo.

Calderón Hinojosa señaló que el plan establece que la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) y la Comisión Nacional del Agua (Conagua) acelerarán la entrega de agua, principalmente para consumo humano, a través de carros-tanque y cisternas a las comunidades que así lo requieran.

Indicó que Conagua tiene la instrucción de mejorar el manejo de cuencas y acuíferos, con el propósito de disponer de una mayor cantidad de agua para las personas, además de que pondrá en marcha un programa de rehabilitación y construcción de pozos para uso doméstico.

"Estamos haciendo una autorización extraordinaria para que Conagua no sólo autorice, sino que impulse la perforación de pozos en todas las comunidades que necesiten agua, aunque se trate de zonas que tienen sobreexplotación en el acuífero, porque se trata de un programa emergente, precisamente para esta temporada de sequía", anotó.

Además anunció que se reforzarán todos los apoyos del gobierno federal a los sectores productivos para preservar el empleo e ingreso de las familias, para lo cual la Secretaría de Economía redoblará esfuerzos para atender a las pequeñas y medianas empresas y a los productores.

Señaló que las secretarías de Agricultura y de Hacienda tienen la instrucción de promover con cada gobierno estatal, con productores y el sector financiero las coberturas y aseguramientos catastróficos, y que en las autoridades de las entidades no se retengan esos recursos, sino que se entreguen de inmediato.

Ratificó que todos los adeudos que se tengan de Procampo se pagarán este mismo mes, y se adelantará la primera entrega de 2012, tanto de este programa como de Progan, para que agricultores y ganaderos hagan frente a estas condiciones.

El presidente de México añadió que la Secretaría de Gobernación tiene la instrucción de emitir las declaratorias de desastre en los municipios más afectados.

En la reunión estuvieron los secretarios de Gobernación, Alejandro Poiré; de Desarrollo Social, Heriberto Félix Guerra; de Hacienda, José Antonio Meade; de Agricultura, Francisco Mayorga; de Salud, Salomón Chertorivski; y el titular de Conagua, José Luis Luege.

klm