La Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) negó al Banco de México (Banxico), al Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) y a la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece) la solicitud de suspensión del Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) del 2020, con lo cual estos tres órganos autónomos buscaban mantener un sueldo superior al del presidente de la República.

Al resolver los incidentes de suspensión integrados en las controversias constitucionales 358/2019, 1/2020 y 2/2020, la ministra Yasmín Esquivel consideró que esto implicaría un desacato al artículo 127 de la Constitución política federal, en el que se establece que ningún funcionario puede ganar más que el presidente.

Además, dijo, “en lo que va del año no ha habido una aplicación concreta de los anexos del PEF, por lo que no puede otorgarse una suspensión en contra de actos futuros”.

Cabe señalar que las controversias constitucionales interpuestas por estos tres órganos autónomos buscan que el máximo tribunal del país precise cuál es el monto del salario del presidente de la República, incluidas todas las prestaciones que recibe, al acusar que en el PEF 2020 sólo se incluyen como parte del salario presidencial las prestaciones de ley, pero no las que recibe en especie, como son en su caso la vivienda, alimentación y otras que percibe.

Por lo que piden que se revise y determine la constitucionalidad del PEF 2020, en específico respecto del monto de la remuneración del presidente de la República, que es el tope salarial para todos los servidores públicos del Estado mexicano.

Al negar la suspensión del PEF 2020, el único órgano que mantendrá sueldos superiores al presidente será el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), ya que en días pasados, el ministro Alberto Pérez Dayán concedió la suspensión solicitada por el instituto contra el PEF 2020, con lo que los empleados de este órgano recibirán las mismas percepciones que en el 2019.

La medida formó parte de una tercera ampliación a la controversia constitucional presentada por el Inegi en el 2019 en contra de la Cámara de Diputados y del titular del Poder Ejecutivo Federal en relación al PEF 2019 y la Ley Federal de Remuneraciones de los Servidores Públicos, que prohíbe que cualquier servidor público gane más de 108,659 pesos mensuales, que es el sueldo del mandatario mexicano el año pasado.

[email protected]