Jilotepec, Edomex. El presidente Enrique Peña Nieto hizo, desde su tierra natal, una defensa de los logros y avances durante su gobierno en distintas materias y sectores, y aseguró que México será mejor los próximos años si se mantiene el rumbo.

Desde la perspectiva del titular del Ejecutivo federal, hay señales y evidencias de que la economía se está moviendo de manera positiva, en un entorno internacional bien complejo tras superar dos grandes retos.

En su alocución al entregar de manera formal la primera etapa de modernización y ampliación de la carretera Ixtlahuaca-Jilotepec, que suma 25 kilómetros, el mandatario mexicano se deshizo en elogios para Eruviel Ávila, gobernador del Estado de México, quien, primero en el uso de la voz, dijo que para los mexiquenses fue una bendición haber tenido a su paisano como presidente.

Señor presidente: ni el tiempo me alcanzaría, ni hay palabras suficientes en el diccionario para poderle decir gracias y reconocerle, y vivirle toda la vida muy agradecido, por esta gran oportunidad de poderle servir a mis paisanos, de procurar hacerles el bien (...) Que Dios lo bendiga, señor presidente , expresó Eruviel frente a quien debe su nominación para llegar al cargo que concluirá pasado mañana.

Por si acaso, de una vez se puso a disposición de quien sabe que manda y decide: Y, a partir del 16 de septiembre, sabe usted señor presidente, que tiene a un soldado, un aliado que estará siempre a sus órdenes .

Por otro lado, Peña determinó que no habrá cena en Palacio Nacional para sus invitados a la ceremonia por el grito de Independencia, el viernes.

La Presidencia de la República informó que ello obedece a que el mandatario dedica su atención a coordinar y evaluar las acciones para auxiliar a la población damnificada con motivo del sismo del pasado jueves .