Uno de los testigos del caso de la francesa Florence Cassez, que está condenada a 60 años de cárcel en México por secuestro y dice ser inocente, afirma haberla acusado mediante torturas , y ni siquiera conocerla, según un documento judicial.

David Orozco, detenido en mayo de 2009 como uno de los miembros de la banda de secuestradores, señaló poco después que la francesa Cassez y su novio, el mexicano Israel Vallarta, eran los líderes, en una declaración ampliamente difundida por las cadenas de televisión.

El 29 de julio siguiente, Orozco dijo a un juez haber efectivamente hecho esta declaración, pero mediante tortura .

Orozco, según el documento firmado por el juez, Eduardo Javier Saenz Hernández, niega haber participado en los secuestros y afirma no conocer a Cassez ni a Vallarta.

Yo no los hice, yo no conozco a esas personas , afirma en la declaración al juez Saenz Hernández.

Orozco, que dice ser un honesto comerciante, dijo al juez haber sido secuestrado por desconocidos enmascarados que se hicieron pasar por narcotraficantes, y haber comprendido más tarde que eran policías.

El testigo afirmó haber sido torturado, con golpes y electricidad, antes de preparar la declaración televisada, y que fue amenazado con que secuestrarían a su mujer y su hijo. Comenzaron a indicar qué era lo que querían que declarara, proporcionándoles nombres de Israel Vallarta, la francesa , según la declaración.

Cassez fue detenida en diciembre de 2006 en una casa donde fueron encontrados varios rehenes y presentada como parte de una banda de secuestradores junto a su novio mexicano.

El caso es objeto de un desencuentro entre México y Francia. El gobierno francés ha pedido sin éxito que Cassez sea enviada a Francia para cumplir la pena allí.

El presidente de México, Felipe Calderón, reiteró a fines de mayo a su par Nicolás Sarkozy la imposibilidad de trasladar a su país a Cassez.

/doch