El costo político para el PRD ha sido más alto que para el PAN tras las reformas aprobadas el año pasado, pues se evidenció que el sol azteca legitimó medidas antipopulares como la reforma fiscal, no pudo impulsar la movilización social contra la reforma energética y dio una imagen de división al interior del instituto político, admitió la vicecoordinadora del PRD en el Senado, Dolores Padierna.

Mediante el documento Prospectiva enero-abril 2014 , la Senadora expuso que el reto para el PRD este año es convencer a la ciudadanía de que es posible revertir la reforma energética y será difícil, toda vez que el año pasado el partido estuvo al margen de la interlocución con los movimientos de disidencia y resistencia social.

Esto significa llevar adelante una agenda que reafirme el compromiso del PRD para combatir las políticas que mantienen y profundizan las desigualdades , opinó.

Padierna Luna sugirió articular una estrategia político-legislativa para que los costos de las mentiras de la reforma energética los pague el PRI y sus aliados, el PAN y el PVEM. El PRD deberá evitar caer en divisiones internas de cara a la sucesión de la dirigencia nacional que se llevará a cabo en marzo del 2014. Sin estridencias ni radicalismos estériles , añadió.

Al analizar el escenario político, expuso que Andrés Manuel López Obrador regresará a la arena política ; el PAN podría agudizar sus diferencias de cara al cambio de dirigencia y el gobierno federal le apostará a una campaña publicitaria para defender la reforma energética.