Valentín Meneses Rojas, secretario de Gobernación estatal, informó que tras el asesinato de Rodolfo Torre Cantú, candidato de Tamaulipas, el gobierno de Puebla ordenó redoblar la seguridad de los tres aspirantes a la gubernatura del estado.

En entrevista, dijo que los candidatos Javier López Zavala, por la alianza Puebla Avanza (PRI-PVEM), Rafael Moreno Valle Rosas, de la coalición Compromiso por Puebla (PAN, PRD, Convergencia y Nueva Alianza) y Armando Etcheverry Beltrán, del Partido del Trabajo, desde ayer cuentan con más uniformados dedicados a su seguridad personal.

Resaltó que por parte de la delegación de la Procuraduría General de la República (PGR), hay vehículos blindados a disposición de los candidatos al gobierno de Puebla y continúa el trabajo proselitista en el estado, aunque aún no se sabe si hicieron uso de este apoyo.

Manifestó que hasta el momento no hay indicios de que alguno de los candidatos sea víctima de amenazas, por lo que la disposición de reforzar la seguridad es sólo como medida de prevención, pues insistió en que Puebla es de los pocos estados del país donde aún se vive con tranquilidad.

Meneses Rojas manifestó que al inicio del proceso electoral se ofrecieron a los candidatos tres elementos de la policía auxiliar, pero con la medida de reforzar la seguridad suman ocho escoltas los encargados de resguardar a López Zavala, Moreno Valle Rosas y Etcheverry Beltrán.

Ratificó que sólo con elementos estatales se garantizará el desarrollo de las elecciones, ya que existe la capacidad de respuesta, por lo que de nueva cuenta descartó la intervención del Ejército y fuerzas federales para vigilar las elecciones.

Enfatizó que en Puebla no ha sido necesario cancelar actos de campaña ya que en los 217 municipios del estado se viven condiciones de seguridad y gobernabilidad.

/doch