Del 2012 a septiembre de este año, Petróleos Mexicanos (Pemex) destinó 2,450 millones 190,376 pesos y 64 centavos en reparar tomas clandestinas en sus ductos.

De acuerdo con información proporcionada por la petrolera a El Economista vía transparencia, el costo de reparación de las tomas ilegales realizadas por huachicoleros fue en aumento entre el 2012 y el 2018.

Lo anterior, al pasar de 42 millones 743,164 pesos, gastados por la petrolera nacional para reparar tomas clandestinas en el 2012, a 612 millones 688,544 en el 2018. Es decir, en dicho periodo hubo un alza de 1,333 por ciento.

Para el 2019, el monto destinado por Pemex para reparar tomas ilegales se redujo a 466 millones 428,533 pesos.

Y entre enero y septiembre de este 2020, la empresa estatal ha erogado 259 millones 547,963 pesos, monto similar al registrado para todo el 2016, cuando el costo de reparación de las tomas ilegales fue de 250 millones 947,193 pesos.

Pemex informó que para la reparación de las tomas clandestinas “no se contratan empresas privadas para atender estas operaciones, porque se atienden con personal interno de la empresa”.

Ubicación del huachicoleo

De enero a septiembre pasado se detectaron 7,842 tomas clandestinas en el país, de acuerdo con datos de Pemex. En comparación con el mismo periodo del 2019, cuando se contabilizaron 10,533, hay una disminución de 25.5 por ciento.

Para este 2020, cinco estados concentran 81% del número de tomas: Hidalgo (3,214), Puebla (1,389), Edomex (931), Guanajuato (488) y Veracruz (337).

Otros 18 estados registraron hasta septiembre pasado incidencia en la apertura de tomas clandestinas en los ductos de la petrolera nacional.

Aunque en términos generales el huachicoleo va a la baja en el país, hay algunas entidades que presentan aumentos en dicho delito.

Baja California, Puebla, Coahuila y Chihuahua tienen en los primeros nueve meses de este año un incremento en el número de tomas clandestinas, en comparación con el mismo periodo del año pasado.

En Baja California, entre enero y septiembre del 2019 se contabilizaron 107 tomas ilegales; para el mismo periodo de este año se registraron 140, equivalente a un alza de 30.8 por ciento.

En Puebla, durante los primeros nueve meses del 2019 se contabilizaron 1,316 tomas clandestinas; para el mismo periodo de este 2020 se ubicaron 1,389, un aumento de 5.5 por ciento.

En Coahuila, el número de tomas ilegales en ductos de Pemex durante nueve meses del año pasado ascendió a 55; para este año suman 92, un alza de 67.2 por ciento.

Mientras que en Chihuahua, de enero a septiembre del 2019 se contabilizaron 39 tomas clandestinas, para el mismo periodo de este año la cifra se ubicó en 48; equivalente a un aumento de 23 por ciento.

A su vez, Colima y Aguascalientes registran una toma clandestina, respectivamente, de enero a septiembre pasado; para el mismo lapso del 2019, las entidades no tuvieron registros de huachicoleo.

hector.molina@eleconomista.mx