El subsecretario para Asuntos Multilaterales y Derechos Humanos de la Cancillería, Juan Manuel Gómez Robledo, calificó de inaceptable la parálisis que ha presentado el Consejo de Seguridad de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) ante graves crisis humanitarias causadas por violaciones masivas a los derechos humanos y crímenes de lesa humanidad.

Ello dicho en el coloquio Limitando el Uso del Veto en el Consejo de Seguridad de la ONU en Casos de Atrocidades en Masa , organizado por el Centro de Análisis, Previsiones y Estrategia del Ministerio de Relaciones Exteriores y de Desarrollo Internacional de Francia, el Instituto de Ciencias Políticas de París, la Asociación de Internacionalistas y el Centro Tucídides de la Universidad de París-II Assas.

El subsecretario lamentó que, desde la fundación de la ONU, el veto ha sido utilizado 275 veces por los cinco miembros permanentes del Consejo, lo que, en su opinión, ha derivado en un sinnúmero de víctimas y vidas humanas que sufren de los flagelos de conflictos que se extienden a causa de la inacción del Consejo.

Por su parte, en entrevista, el embajador de México ante la ONU, Jorge Montaño, informó que el país pugna por una reforma del Consejo de Seguridad: México cree firmemente que se necesita una reforma del Consejo, pero que ello no debe de ninguna manera de procrear la idea de que haya nuevos miembros permanentes .

Abundó en que el gobierno nacional apuesta por un Consejo mucho más democrático y, junto con otros países, mantendrá la tesis de ampliar al Consejo de Seguridad, pero no con miembros permanentes.

Recordó que el gobierno mexicano, junto con Francia, propusieron al resto de los países miembro de la ONU limitar el veto, es decir, que los cinco Estados miembro que tienen este derecho renuncien a él cuando se esté ante un genocidio o crímenes de lesa humanidad.

El Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas está conformado por 15 miembros: cinco permanentes -China, Estado Unidos, Federación de Rusia, Francia y Reino Unido- y 10 no permanentes que fungen como tal durante periodos de dos años.