Para Jesús Gallegos Olvera, doctor en Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM, el incremento de la migración mexicana a Estados Unidos (EU) tiene como base razones estructurales, entre ellas el cambio de gobierno en el país vecino, que permitió que aquellas personas que viven en Estados Unidos alentarán a sus familiares, residentes en México, a migrar.

Además de las condiciones económicas ya que, dijo, en Estados Unidos la recuperación económica, que se vio afectada por la pandemia, ha tenido mejoras, aunado al llamado efecto Covid-19, que se traduce en una disminución del miedo y riesgo al contagio, tras las condiciones de vacunación que ha implementado aquel país.

El experto en temas internacionales también adjudicó el aumento de la migración mexicana al tema de la violencia que se vive en el país, ello debido a que la delincuencia organizada sigue afectado regiones del país, lo cual significa una presión para migrar.

En tanto, Gallegos Olvera, añadió que por parte del gobierno mexicano no se observan acciones para desalentar la migración de mexicanos a Estados Unidos. “Lo que observamos de la Secretaría de Relaciones Exteriores es que tiende a permitir y alentar en algún grado el fenómeno de desplazamiento y migración de nacionales mexicanos a EU”, ello al describir que los consulados mexicanos en realidad alientan a regularizar la situación de connacionales en aquel país.

Al tiempo que subrayó que será difícil que el gobierno estadounidense acepte la propuesta del presidente de México con relación a autorizar más visas de trabajo para mexicanos, esto debido a que el visado estadounidense cuenta con cuotas para diferentes países, y en función del mercado laboral de EU. “Darle preferencia a México significaría un ejercicio discriminatorio con otros países con los cuales EU tienen intereses estratégicos”.

“El que México promueva ese tipo de visas laborales no desalienta la migración, la promueve”, añadió. 

Complicaciones económicas

Mientras que Natasha Uren Vázquez, integrante de la Coalición de Migrantes Mexicanos, indicó que uno de los factores para el aumento de la migración mexicana es la crisis económica generada por el coronavirus, situación que a su consideración se abona a un incremento de la violencia que vive el país incremente.

“Hay un problema estructural que no se está revisando …. es muy obvio que cuando hay temas de crisis económica, de empobrecimiento y sumado a la violencia, lógicamente como somos frontera con Estados Unidos y nuestras redes son tan fuertes allá, siempre se verá en primer lugar a mexicanos”, dijo.  

Al coincidir con Jesús Gallegos, la representante de la Coalición de Migrantes Mexicanos, que se integra por mexicanos y mexicanas de distintas organizaciones sociales, académicas, estudiantiles y políticas que luchan por los derechos de los connacionales en México y EU, señaló que el incremento de la migración también se genera ante el llamado de los familiares ya establecidos en el país vecino.

La experta en migración internacional también advirtió que dicho incremento pondrá en una disyuntiva al gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador, ya que mientras su administración se enfoca en la contención con las Fuerzas Armadas de la migración que surge de la frontera sur, es difícil que implemente tales medidas con la migración de mexicanos.

“Es delicado el tema, porque no puedes detener a los migrantes mexicanos, a menos que cometan un crimen, ¿cuál sería el crimen? ¿Que crucen a la frontera de al lado?”, cuestionó la activista.

Asimismo, insistió en que la administración actual debe replantear las medidas migratorias, pues advirtió que el aumento de migrantes mexicanos podría afectar las relaciones entre ambos países, al tiempo que el tema podría ser utilizado por la oposición en EU para detener una reforma migratoria.

maritza.perez@eleconomista.mx