Un total de 68 denuncias penales ante la Fiscalía General de la República (FGR) ha interpuesto el Instituto Nacional de Migración (INM) durante los dos primeros años de la actual administración federal, en contra de funcionarios o quien resulte responsable por diversos delitos de corrupción.

Las denuncias se incrementaron durante el actual gobierno, de acuerdo con información proporcionada por el INM a través de los mecanismos de transparencia.

Del 2006 al 2012, periodo del gobierno que encabezó Felipe Calderón, el Instituto no presentó ninguna denuncia por actos de corrupción de funcionarios o terceros en trámites o acciones de migración.

Fue a partir del 2014, ya en el sexenio de Enrique Peña Nieto, cuando comenzaron a presentarse las denuncias. Entre dicho año y hasta el 2018, se presentaron 56 denuncias por parte del INM ante la Fiscalía General de la República, por uso de documentos apócrifos (54), por ejercicio ilícito de servicio público (1) y por robo (1). 

En los primeros dos años (2019 y 2020) del actual gobierno federal que encabeza el presidente Andrés Manuel López Obrador, el INM ha presentado 68 denuncias; 38 contra quien resulte responsable y 30 contra servidores públicos del Instituto, de acuerdo con el oficio INM/OSCJ/1340/2021.

Del total de denuncias presentadas contra servidores destacan 26 que fueron por uso de documento apócrifo; una por extorsión, dos por cohecho y una por daños.

Casos públicos

Una de las últimas denuncias presentadas este año por el INM ante la FGR fue el 16 de marzo, por la falsificación de documentos de la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur), con los cuales migrantes de diferentes nacionalidades pretendían justificar su estancia regular y tránsito por México hacia la frontera con Estados Unidos. Por esa situación, Acnur también presentó una denuncia.

Previamente, el INM, dependiente de la Secretaría de Gobernación, separó de su cargo a ocho funcionarios de su representación en Nuevo León por haber retenido una camioneta que fue utilizada en el homicidio de 19 personas en Camargo, Tamaulipas.

El 19 de junio del 2019, seis meses después del inicio de su gobierno, el presidente Andrés Manuel López Obrador anunció una “limpia” en el INM las aduanas.

El mandatario refirió entonces, que en el caso del INM se contrató a nuevo personal debido a que se encontraron pruebas de que los anteriores agentes realizaban acciones de extorsión contra migrantes.

“Estamos limpiando instituciones que quedaron muy echadas a perder. Una de estas instituciones es Migración; la otra, Aduanas. En el caso de Migración, se inició el despido de servidores públicos a los que se les demostró que estaban actuando de manera indebida”.

politica@eleconomista.mx