En los últimos años, la Administración para el Control de Drogas (DEA por sus iniciales en inglés) ha visto un resurgimiento en el uso del fentanilo en EU; hecho relacionado con un incremento en el tráfico de este estupefaciente a California por parte de cárteles mexicanos.

De acuerdo con una investigación de esta oficina, con el Sistema Nacional de Información de Laboratorio Forense, los laboratorios estatales reportaron 3,344 presentaciones de esta sustancia en el 2014, frente a 942, en el 2013.

El fentanilo es un narcótico utilizado como analgésico y anestésico. Es el más potente opioide disponible para su uso en el tratamiento médico, ya que es 50 a 100 veces más potente que la morfina y de 30 a 50 veces más potente que la heroína.

Este opioide es potencialmente letal, incluso a niveles muy bajos. La ingestión de pequeñas dosis, tan pequeñas como 0.25 mg, puede ser fatal. Sus efectos eufóricos son indistinguibles de la morfina o la heroína.

Los casos de fentanilo en el 2014 han sido significativos, sobre todo en el noreste y en California, incluyendo un decomiso 12 kilogramos. Los embargos de fentanilo se originaron a partir del tráfico de organizaciones en México , se lee en el documento de la DEA.

Las autoridades mexicanas han detectado laboratorios de esta sustancia y las autoridades indicaron que los precursores químicos provenían de empresas nacionales, de Alemania, Japón y China.

La oficina estadounidense detectó que en los últimos dos años, a nivel mundial, el abuso de fentanilo se ha incrementado, en particular, en Rusia, Ucrania, Suecia y Dinamarca.

Históricamente, ésta no es la primera vez que este narcótico ha planteado una amenaza para la salud pública y la seguridad. La DEA recoge que entre el 2005 y el 2007, más de 1,000 muertes estadounidenses fueron atribuidos al fentanilo -muchas de los cuales ocurrieron en Chicago, Detroit y Filadelfia.

En aquel entonces, la fuente de esta droga se remontaba a un único laboratorio en México. Cuando se identificó el laboratorio y fue desmantelado, la oleada terminó.

[email protected]