Durante el primer año de Gobierno del presidente Enrique Peña Nieto se registró un aumento de casi 11% en las denuncias por extorsión en el país.

Durante la presentación del Análisis de la extorsión en México 1997-2013 , el Observatorio Nacional Ciudadano para la Seguridad, Justicia y Legalidad informó que durante el año pasado hubo 8,042 denuncias por extorsión en sus distintas modalidades, es decir, llamadas, cobro por derecho de piso y ciberextorsiones, lo que equivale a que se presentaron 22 denuncias diarias y una casi por hora.

Si llevamos esta comparación un poco más atrás al año 1997, que es cuando se empezó a medir este y otros delitos de alto impacto, encontramos un aumento de 818% en el número de extorsiones, lo cual nos habla del momento tan delicado que enfrenta el país en este tema , denunció Francisco Rivas, director del Observatorio.

Rivas afirmó que México vive el peor momento en cuanto a la comisión de este delito, agregando que la cifra negra es de 98%, ya que los ciudadanos no denuncian por desconfianza en la autoridad o porque consideran que no habrá castigo para quienes se dedican a cometer este delito. La Encuesta Nacional de Victimización y Percepción sobre Seguridad Pública (Envipe 2013) informó que tiene registro de 5 millones 994,034 casos de extorsiones contra las 11,854 denuncias registradas por el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública.

SUBREGISTRO EN MICHOACÁN

Michoacán presentó en el 2013 un subregistro en el número de denuncias por extorsión, alertó el Observatorio Nacional Ciudadano para la Seguridad, Justicia y Legalidad.

Francisco Rivas, director del Observatorio, expuso que cifras de la autoridad estatal indican que la tasa de extorsión bajó 26%, pues en el 2012 hubo 7.6 casos y en el 2013 la cifra descendió a 5.6 casos por cada 100,000 habitantes.

Ello, explicó, no se debe a que haya una estrategia de combate a este ilícito, o a que existan factores para la disminución, sino que podría ser que la autoridad esté maquillando cifras o que la gente no está denunciando por temor.

Desafortunadamente, nosotros no compartimos esa disminución. La disminución es por el gran miedo que tienen los ciudadanos de poder denunciar. Si vemos el comportamiento del delito en Michoacán, vamos a ver que la mayor parte se encuentran en Morelia, siendo ésta una ciudad suficientemente tranquila, y el área de Tierra Caliente era donde no había denuncias; por absurdo que parezca el estado de Michoacán tiene datos menores de incidencia en extorsión que estados como Guanajuato, cuando sabemos que el problema es mucho más grave en Michoacán. Es decir, aquí estamos hablando de un subregistro, pero no sabemos si es un subregistro debido a que el ciudadano no denuncia o a que la autoridad misma tiene miedo de registrar estos delitos y no existe la forma de dar cause a tanta denuncia de parte de los ciudadanos .

[email protected]